¿Qué ver en Girona? Una excursión de un día desde Barcelona

Hay mucho qué ver en Girona, pero lo más significativo es que no importa si llegas en tren o en coche desde Barcelona a esta encantadora ciudad, las impresiones serán las mismas. Es que la vista que te recibe no tiene nada que ver con la que irás descubriendo a medida que te adentres en el casco histórico de la ciudad. Te recibirá una imagen de las casas sobre en Río Onyar, coloridas, colgantes, un poco art decó o vintange como está de moda decir hoy en día, pero fascinantes y que desde un primer momento llaman a una foto, a una postal, a plasmar en el recuerdo. Pero no vislumbran al viajero lo que se esconde tras ellas,¿ historia? sí, pero mucha encanto? sí también, en cantidades y ¿qué mas? una sensación de que la ciudad te ha capturado, de que quieres volver, aunque a conciencia veas que el tiempo ha rendido y has podido conocer en tu día de visita, ya quieres volver y no sabes por qué. Puede que ahora no lo comprendas, pero creé lo entenderás!

Vayamos entonces a lo que hay qué ver en Girona en un día de visita y ya luego cuando vuelvas, darás de nuevo esta vuelta, pero podrás descubrir otras cuantas cosas que hoy no porque el tiempo apremia y porque, seamos sinceros siempre hay una especie de orden jerárquico que prima cuando hacemos turismo. Primero los principales monumentos, no puede ser de otra manera. No te atreverías a ir a París sin ver la Torre Eiffel, no digamos ya subir, pero al menos verla.

Para empezar a conocer Girona.

que ver en girona

Como ya te hemos dicho entrarás de frente al Río Onyar, el que atraviesa la ciudad y la divide en dos y en cuya ribera derecha se encuentran las casas colgantes, todas de colores vivos, con la vista al fondo de la Catedral y la Iglesia de Sant Feliu. El río está cruzado por muchos puentes, pero los más conocidos y desde donde se toman las mejores fotos, para apreciar bien las casas, el río y el telón de fondo, son el Puente de las Pescaderías Viejas, construido por el mismo Gustave Eiffel antes de hacerse famoso por la Torre de parís y el Puente de Isabel II conocido también como Puente de Piedra. Si . embargo los más céntricos son el Puente de San Agustín o el de Gómez.

Una vez que hayas hecho las tomas de rigor desde alguno de estos puentes, totalmente distintos entre ellos, fíjate bien en una de las casas que desde aquí contemplas, es la llamada Casa Masó. Es la casa natal del arquitecto Rafael Masó i Valentí, es blanca con ventanas azules y persianas color mostaza, lo que la hace fácil de reconocer, porque el blanco resalta entre la variada paleta que rodea el Onyar. La casa es una muestra del pujante crecimiento de la Girona de 1900 y es además un museo abierto al público y una de las visitas más populares entre los lugares qué ver en Girona.  No te invitamos a entrar desde ya, porque mejor dejar tiempo para la Catedral y otros indispensables, después veremos si logras entrar. Sino ay tienes una excusa para volver pronto.

lugares que ver en girona

 

Una vez has pasado esta etapa, todo cambia y las calles se transforman en piedras, y las casas de colores parecen desaparecer y todo se transforma en piedra. Pero lo que no se desvanece, lo que no cambia es que mientras caminas hacia las entrañas de la Judería de Girona, te sientes atraído y quieres más, mucho más de este laberinto de estrechas calles, donde vas descubriendo maravillosos rincones que guardan secretos y leyendas.

Judería, Catedral y Baños Árabes.

Lo primero que encontrarás qué ver en Girona al adentrarte en el Call (judería) es el Museo de de los Judíos. Se encuentra en el Carrer d’en Força número 8 y está abierto todos los días de la semana, si este es un tema que te interesa mucho la visita es bastante interesante y está muy bien plasmada la historia, la contribución y la evolución de la comunidad judía en al ciudad de Girona. Fue bastante extensa y significó mucho en los avances que se vivieron en esta ciudad en la edad media. Lo que sucedió más tarde todos lo conocemos, peor bien vale la pena el reconocimiento que Girona ha tratado de hacer a su legado judío.

museo judio de girona

Entre las muchas callejuelas del Call encontrarás escaleras de piedra, calles empinadas y angostos pasajes y un sin fin de rincones especiales, que tienen una manera singular de enamorar al visitante mientras camina y hacerle olvidar un poco el empinando camino que va recorriendo. Siguiendo por el Carrel d’en Força pasarás por el Museo de Historia de Girona y llegarás a la Plaza de la Catedral, desde donde contemplarás la imponente y majestuosa fachada que ha sido escenario de muchas películas y producciones nacionales y extranjeras, porque la verdad es una visión impresionante. la visita al interior nosotros la recomendamos ampliamente, pero es decisión vuestra. Es una mezcla de estilos románicos y góticos, y posee la nave gótica más ancha del mundo.

que ver en girona

En la calle del Rey Fernando el Católico a muy pocos metros de la Catedral encontrarás otro de los indispensables qué ver en Girona, los Baños Árabes. Una muestras pequeña, pero encantadora de la época romana de la ciudad, tienen su origen en el Siglo XII aunque la estructura que hoy presentan se le dio con las modificaciones que sufrieron en el Siglo XVII cuando pasaron a formar parte de un antiguo claustro de la ciudad.

guis de girona

Iglesia de Sant Feliu y Museos.

Diagonal a los Baños Árabes encontrarás la Majordoma de San Narcís, una especie de museo de ruinas al aire libre, que parece un parque o un jardín y más adelante verás la Plaza dels Jurats, un amplio espacio de piedra desde donde puedes ver tu próximo objetivo, el Monasterio de San Pedro de Galligant. Este antiguo monasterio medieval es hoy un Museo de Arqueología en el que podrás admirar una amplia colección de reliquias ligadas a la historia. Después de este daremos un pequeña vuelta en U  y nos devolvemos un poco para dirigirnos a la Iglesia de Sant Feliu (San Félix).

guia de turismo en girona

La Basílica de Sant Feliu guarda tanta historia en sus muros como cualquier museo y es tan especial o más, para los gerundenses como la Catedral. Fue el principal templo de la ciudad hasta la llegada de la Catedral y hoy es uno de los principales monumentos qué ver en Girona. Se encuentra en el mismo lugar donde estuvo la primera Iglesia Paleo Cristiana de la región. Su construcción se inició en el Siglo XII y se extendió hasta el XVII por lo que es una mezcla de estilos que conviven de una manera muy armónica y elegante. En su interior se encuentra unos sarcófagos románicos del Siglo III y IV encontrados en la época de la construcción y el sepulcro de San Narciso, mártir y patrón de la ciudad.

tradiciones de girona

Bajamos las escaleras del exterior y nos dirigimos al puente de Sant Feliu, pero unos pasos antes de llegar al puente al pie de la escalera hemos de cumplir con la tradición y besarle el culo a la Leona. Sí, lo hemos dicho bien, verás una columna de piedra con una leona voluminosa en su colgando de su parte alta, proviene del Siglo XII y hoy tiene una escalera de hierro al pie para facilitar a visitantes y vecinos darle un beso la figura. Vale la original está ene l museo, ésta es una vieja réplica, pero igual hay que pasar y la tradición dice que no podrá volver a Girona quien no bese el culo a la Leona. Y como haberlas hay las pues, habrá que cumplir porque nunca se sabe y nada cuesta no? Además hará una foto genial para el recuerdo.

Si queda tiempo…

Si aún te queda tiempo cruza el puente y dirígete a la Plaza Jaume Vicens, donde encontrarás cantidad de cafés y restaurantes para descansar y reponer fuerzas. Otra opción si has venido en coche y quieres más de lo que hay qué ver en Girona, es que lo tomes de una vez y te dirijas a la antigua muralla, los restos de éste sistema de defensa de la ciudad medieval, se encuentra en un hermoso parque llamado Jardín de la Muralla, aunque hay trozos distribuidos por el casco antiguo, sobretodo cerca de la Universidad.

paseo por girona

Muy cerca tienes también el antiguo Hospital de Santa Caterina, una hermosa construcción convertida en el Museo de Arte de Girona. De paso hasta esta zona dela ciudad podrás admirar también el edificio del Ayuntamiento de Girona y como se va modernizando y modificando el paisaje a medida que te alejas del casco antiguo.

fiestas de girona

Unas fechas muy especiales para conocer la ciudad son las Fiestas de san narciso que se celebran cada año alrededor del 29 de Octubre, día del Santo y en primavera durante el Festival conocido internacionalmente llamado Girona Temps de Flors.  Un concurso internacional en el que la ciudad se engalana con creaciones florales y tiene un aspecto único y especial durante una semana.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
Categorías
Últimos posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies