Zonas verdes de Sevilla

Sevilla es una ciudad que puede presumir de tener infinidad de propuestas para todos los viajeros y que deja enamorado a todos los que la visitan. Hay una gran oferta cultural y entre ellas se encuentran las zonas verdes de Sevilla. Son espacios ideales para relajarse, desconectar del caos de la ciudad, dar un paseo, ir con los niños, leer un libro, tomar el sol, aprender sobre esta ciudad o simplemente disfrutar del momento.

Zonas verdes de Sevilla

El Parque del Alamillo es una de las grandes zonas verdes de la ciudad y cuenta con una enorme extensión, un total de 120 hectáreas. Se encuentra en la Isla de la Cartuja y fue recuperado con motivo de la Expo 92 de Sevilla.

Cuenta con dos lagos y tiene un variado numero de infraestructuras deportivas, lúdicas y recreativas, para que todo el mundo pueda disfrutar de este entorno.

El Parque del Tamarguillo cuenta con 96 hectáreas y en él podemos encontrar diferentes espacios abiertos así como reforestaciones de plantas autóctonas, cuenta con un humedal muy peculiar y también preserva algunas especies vegetales. 

Un estupendo rincón para pasear y disfrutar de la naturaleza en Sevilla es el Parque Amate. Es un parque urbano inaugurado en el año 1987 y es una delicia pasear por él, disfrutando de sus jardines, su fuente, diferentes caminos que recorren casi 32 hectáreas y doble alineación de árboles flanqueando los caminos donde encontraremos mimosas, manzanos, jacarandas, cipreses, naranjos, adelfas, plátanos de sombra, olivos o palmeras entre muchas otras propuestas.

Un indispensable en Sevilla, el Parque María Luisa

Una de las zonas verdes de Sevilla más conocidas en todas partes es el Parque de María Luisa. Con sus 34 hectáreas es uno de los más visitados de la capital hispalense. Los terrenos donde se encuentra formaban parte de los jardines privados pertenecientes al Palacio de San Telmo aunque en el año 1893 la Infanta María Luisa los donó a la ciudad.

Parque María Luisa Sevilla

Dentro de este parque se encuentran lugares y edificios emblemáticos de la ciudad como la Plaza España o edificios construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929, entre los que destaca el pabellón de Marruecos. Es un lugar con muchísimo encanto que definitivamente debe encabezar la lista de cualquier visita a Sevilla.

En una visita a Sevilla no hay que dejar de lado al Parque de Miraflores, con una superficie de 940.000 metros cuadrados. Su interior cuenta con la única laguna natural urbana que hay en toda Sevilla y puede presumir de contar con una vegetación muy variada.

Más parques y jardines de Sevilla

Otro de los parques que tienen un lago en Sevilla es el de la Infanta Elena, inaugurado en 1977 y que está compuesto por una gran masa de árboles y plantas, un lago y una isleta natural en el que viven muchos patos. De su vegetación, este parque puede presumir de tener cipreses, adelfas, eucaliptos, olmos, catalpas, etc. Además también ofrece muchas zonas de juego para los niños y aparatos para hacer deporte a cualquier edad.

Finalizamos con uno de los conjuntos botánicos más importantes de Sevilla, el Parque José Celestino Mutis. Se encuentra al Sur de Sevilla y ocupa parte de lo que fue en su momento el Tamarguillo. En este rincón se pueden ver varios ambientes bioclimáticos diferentes como el tropical, subtropical, mediterráneo y continental, las cuales están acompañadas de una cuidada variedad botánica que llega hasta las 150 especies diferentes.

Otras de las zonas verdes de Sevilla a las que podéis acercaros si queda tiempo son el Parque de los Príncipes, el de San Jerónimo, Guadaíra, Los Bermejales o el de Vega de Triana entre muchos otros.

 

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
Categorías
Últimos posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies