Etiqueta: conocer Bilbao

Una excursión mágica cerca de Bilbao: San Juan de Gaztelugatxe

La ciudad de Bilbao tiene mucho para ver y hacer, pero en sus alrededores hay excursiones maravillosas que querrás tener en cuneta cuando planifiques una estadía en esta zona del País Vasco. Una de las más recomendadas es San Juan de Gaztelugatxe, un maravilloso escenario ubicado en la costa de Vizcaya, a tan sólo 50 minutos, máximo una hora de la ciudad de Bilbao. Hasta hace poco era un secreto guardado por los vascos, pero empresas cinematográficas españolas y extranjeras se han prendado del lugar y esto lo ha ido haciendo cada vez más solicitado por los turistas. así que hoy en día si no quieres alquilar carro, no hay problema podrás contratar una excursión de un día o tomar el autobús que te lleva por estos magníficos paisajes del mar Cantábrico y te deja justo enfrente de San Juan de Gaztelugatxe, por lo que no habrá pérdida alguna.

Historia de San Juan de Gaztelugatxe.

Gaztelugatxe es un islote de piedra ubicado en la localidad de Bermeo, su nombre significa en euzkera castillo de piedra y esto se debe a la forma cónica y estilizada que tiene dicha isla, lo que recordaba a un pequeño castillo sobre el mar. En la isla se encuentra una pequeña capilla dedicada a San Juan Bautista, de hecho nunca ha sido confirmado, pero la mayoría de los locales aseguran que el Santo estuvo en estas tierras y que llegó a pisar Gaztelugatxe, razón por la se le ha dedicado esta capilla tan especial.

conocer vizcaya

El lugar tuvo también una utilidad defensiva durante los Siglos del XIV al XVI, de hecho aquí se luchó contra el Rey Alfonso XI de Castilla, los caballeros de Vizcaya le vencieron y le obligaron a retirarse de estas tierras. Mientras que en el Siglo XVI se luchaba contra piratas y bandidos extranjeros, entre ellos cuentan que el famoso corsario Francis Drake logró tomar el lugar, lo saqueó y mató al hombre ermitaño que se encarga del cuidado de la iglesia.

cuevas de san juan de gaztelugatxe

El islote posee y las montañas de piedra a orillas del mar de esta localidad poseen pequeñas cuevas, hechas gracias a la erosión del agua y el viento. Estas cavernas fueron utilizadas durante la inquisición española como cárceles para las mujeres juzgadas por brujería. Por alguna extraña razón la región del País Vasco fue famoso por creerse que sus mujeres, que se encontraban solas la mayoría del tiempo debido a que los hombres trabajaban en alta mar pescando, eran brujas en su mayoría, la mitología vasca, sus costumbres y el extraño dialecto contribuyeron a ello y no había reunión de mujeres que no fuera considerada como akelarre. Esta fue la localidad en la que se registraron mayor cantidad de juicios de este estilo durante la época de la temible y barbárica inquisición española.

¿Qué encontrarás?

La pequeña iglesia data del Siglo X, aunque también hay descubrimientos en la isla que se han logrado identificar con el Siglo IX. Para acceder a la capilla y el montículo de piedra de San Juan de Gaztelugatxe se ha construido un puente de piedra de doble arco, que lleva al visitante sobre el mar y permite admirar el recorrido y los paisajes hacia ambos lados del camino. Una vez cruzado el puente se llega a la parte más dura del camino, un ascenso de 241 escalones, pero no lo dudes, no pares a pensar en lo que queda por delante, porque lo que espera valdrá la pena y se convertirá en una de esas excursiones que nunca se olvidan y que querrás contar a todos cuando hables de tus viajes.

que ver en bilbao

Pasada la dura prueba de los escalones, llegarás a la famosa ermita llamada de la Degollación de San Juan, cosa horrorosa lo sabemos, por eso la mayoría prefiere decir de San Juan y ya. Es raro encontrarla abierta, aunque a San Juan de Gaztelugatxe se puede acceder durante todo el año, la ermita está abierta mayormente durante el verano y el resto del año en fechas especiales. En ella hay poca cosa realmente importante o significativa a nivel arquitectónico o artístico, su mayor valor es histórico, mitológico y por supuesto panorámico. Te aseguramos que guardarás este lugar en tu memoria para toda la vida, hay pocos parajes más hermoso en Vizcaya y el resto de España, para ser sinceros.

turismo en bilbao

La tradición dicta que una vez llegues a la ermita habrás de tocar la campana tres veces y pedir un deseo a San Juan que sin duda será cumplido. Y estando donde estamos, y porque al lugar que fueres Haz lo que vieres y porque haberlas hay las, mejor tocarla que nada se pierde. Eh?

Para complementar la visita…

Si has ido en coche te contamos que San Juan de Gaztelugatxe se encuentra entre las localidades de Bakio y Bermeo, dos pueblos vascos famosos, que merecen dar una vuelta y disfrutar de su deliciosa gastronomías y el aire del mar. Muy cerca también se encuentra el pueblo y la playa de Mundaka y la Reserva de la Biósfera de Urdaibai, dos lugares tan diferentes como espectaculares que bien valen la pena acercarse y disfrutar ya sea de la playa en verano, o de las vistas y el paisaje todo el año. Hay dos cosas por las que es famoso Mundaka, las rabas en los restaurantes conocidas como las mejores entre los vascos y el surf, así que ahí tienes dos razones para acercarte hasta acá.

excursion alrededor de bilbao

Todas estas sugerencia está bastante cerca entre ellas y a menos de dos horas de Bilbao la más distante, que es Mundaka, por lo que saliendo pronto de la ciudad si es el lugar donde te estás hospedando, puedes ver varias en un solo día. Por supuesto teniendo en cuneta que lo principal es conocer San Juan de Gaztelugatxe, lo demás es un bono!

Conoce el Casco Viejo de Bilbao

El Casco Viejo de Bilbao es un lugar imprescindible de recorrer cuando visitas esta ciudad, si bien el Guggenheim se ha ganado tanta fama que ha llegado a eclipsar a otros lugares de interés, nada podría negar la importancia histórica y artística de los monumentos del centro de Bilbao. Originalmente estaba formado por una zona amurallada en el margen derecho de la Ría, en la que habían tres calles paralelas al agua. Posteriormente se derribaron las murallas y se construyeron 4 calles más, en este caso en sentido perpendicular a las que ya existían. Esta zona es lo que se conoce como 7 calles y ya habéis visto por qué, estaba formado exactamente por eso 7 vías. Es lo que hoy constituye el corazón histórico, comercial y gastronómico de la ciudad.

Es una zona completamente peatonal, que fue restaurada después de sufrir devastadores daños durante la gran riada de 1983. En ella se encuentran la conocida Plaza Nueva, la catedral, la Iglesia de San Antón, algunos museos, muchos comercios y cientos de bares y restaurantes en lo que degustar las maravillas de la cocina vasca. Es un área llena de vida, no hay día en que no haya cientos de personas, residentes y extranjeros, movilizándose por estas calles, para pasar un buen rato, para hacer recados o para conocer. Y eso es lo que vamos a hacer nosotros, recorrerlo y disfrutar! Lo primero que iremos a ver será la Catedral de Santiago.

La Catedral.

Esta maravillosa iglesia de estilo gótico fue recientemente declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, en el año 2015 para ser exactos, es lugar de peregrinación y está dedicada al Apóstol Santiago, patrón de la ciudad desde el siglo XV. Se encuentra en el casco antiguo de la ciudad pues, era lo único que existía en la fecha de su construcción. Aunque este importante templo estuvo cerrado durante casi una década, ya lleva varios años abierto de nuevo al público y la restauración, complicada y delicada como fuer, le ha traído de vuelta a todo su esplendor original.

que ver en bilbao

Este templo es una maravillosa muestra del estilo gótico clásico, aunque su magnífica e impresionante torre, además de destacar por su altura, lo hace por su belleza, pero es de estilo neogótico ya que su construcción bastante más tiempo que el resto de la catedral. También destaca en su interior el claustro, al cual se puede acceder tomando los tours guiados que ofrece el Museo Diocesano de Arte Sacro. Ahora seguiremos hacia la calle de la Cruz donde se encuentra el Museo Histórico de Bilbao, si bien no os diremos que es de visita obligada, es muy interesante y os proporcionará mucha información con la que tendréis claro el origen de la ciudad, su evolución y la manera en la que se ha constituido su idiosincrasia y su cultura. Si esto definitivamente no es lo vuestro pues, nada seguimos adelante hacia la famosa Plaza Nueva.

La Plaza Nueva.

Se puede decir que este es el corazón del casco viejo de Bilbao, es una plaza de grandes dimensiones porticada en todos sus lados por arcos de medio punto. No es un lugar excepcional, es una plaza con un estilo muy clásico que se construyó a mediados del Siglo XIX, pero por alguna extraña razón tardaron casi 65 años en terminarla. Hoy es el centro de la actividad de esta zona bilbaína, el lugar para comer, cenar o tomar un café, siempre está bastante concurrida. Especialmente los domingos cuando se lleva  cabo un mercadillo de todo tipo de productos nuevos y usados, un paraíso para los coleccionistas, así que si estáis por aquí un  domingo no olvidéis daros una vuelta por la famosa Plaza Nueva.

ruta por las siete calles de bilbao

Saliendo por el arco de la Plaza Nueva que da a la calle Sombrerería llegaremos a la Plaza Miguel de Unamuno, otro punto de visita obliga en la zona del casco histórico.

Plaza Miguel de Unamuno.

Como su nombre lo indica esta plaza está dedicada a este hijo ilustre de la ciudad, el famoso filósofo y escritor Miguel Unamuno. La plaza está construida en el lugar en el que antaño estuviera el Instituto Vizcaíno, en ella encontramos un monumento dedicado al mencionado personaje, una columna con un busto obra de Victor Macho, realizada toda en bronce. A pocos metros se encuentra una placa con la que se honra la casa natal de Unamuno. En todo el casco viejo iremos encontrando menciones al famoso escritor, y estos serán lugares imperdibles aunque no los agreguéis a vuestro itinerario de visita.

que ver en el casco viejo de bilbao

En esta punto del casco viejo de Bilbao también encontraréis el Museo Arqueológico de Bilbao, el Museo Vasco de Bilbao y numerosas tiendas, bares y restaurantes en las que degustar algunos de los mejores pintxos de la ciudad, claro en caso de que no hayáis comido en la anterior. Después de la parada correspondiente o la vista a alguno de los museos, seguimos por la calle de la Cruz hacia la Iglesia de los Santos Juanes, de allí llegaremos al Portal de Zamudio, donde antiguamente se encontraban las puertas de la ciudad amurallada de Bilbao y tomaremos entonces la calle Somera. Dicen que esta fue la primera de las siete calles, y al final de la misma nos encontraremos con la Iglesia de San Antón y el emblemático puente.

San Antón.

El puente de San Antón ha tenido un lugar muy importante en la vida de Bilbao, tanto para la entrada de comercio, como de personas, es tan significativo que se encuentra en el escudo de la ciudad. Pero el puente ha tenido distintas ubicaciones y estilos. El primer puente que se conoce data del Siglo XIV y el actual es obra del Siglo XX, fue hecho para sustituir al que fue volado durante la guerra civil. El nombre del puente se debe a que está ubicado junto a la Iglesia de San Antón, la que hoy parece resguardarlo de todo mal para que siga contando todas sus historias y anécdotas,  y conecta el el casco viejo de Bilbao con el otro lado, atravesando la ría Nervión. El puente también es conocido como puente Atxurri.

imprescindibles en bilbao

Así llegamos al final de este recorrido básico por el casco histórico de esta amable ciudad vasca. Si bien hay más cosas que podéis ver, algunas las encontraréis sin buscarlas, como la famosa Fuente del Perro o los Jardines del Arenal y otras dependerán de vuestros intereses y de vuestro tiempo para hacer turismo. Aquí podréis encontrar más recomendaciones sobre los lugares imprescindibles para ver en Bilbao. Disfrutad tanto como podáis el casco viejo de Bilbao y poneros de pintxos hasta el gorro!

 

 

5 planes para un día lluvioso en Bilbao

En muchas ciudades del norte de España suele llover bastante más que en otros puntos del país, como por ejemplo en Bilbao. A pesar de ello, este es un destino que ofrece un gran número de propuestas para disfrutar, aunque el día esté lluvioso. Por ello, hemos hecho un pequeño recopilatorio de 5 planes para que puedas disfrutar al máximo incluso si te toca un día lluvioso en Bilbao.

¿Qué hacer en Bilbao si llueve?

Si decimos Bilbao, seguro que a muchos de vosotros y vosotras os viene a la mente el museo Guggenheim, por lo que podéis intuir que es una recomendación estupenda para pasar la tarde o la mañana visitando alguna de sus exposiciones permanentes o itinerantes sea o no un día lluvioso en Bilbao, claro está.Y también hay opciones para el turismo en familia, conoce todo lo que ofrecen accediendo a su página web.

Pero aunque este sea el más famoso de los museos de la ciudad, Bilbao tiene muchos otros museos muy interesantes, e incluso algunos son gratuitos. El Museo Vasco, el de Bellas Artes, el de Reproducciones Artísticas, Monitren o el Museo Marítimo son otras de las opciones que hay en la ciudad.Nuestra recomendaciones para comennzar son el Museo de Bellas Artes, y si habéis venido con los niños, no podéis perderos el Museo Marítimo y su famosa Grúa Carola.

Comer para refugiarse de un día lluvioso en Bilbao.

Ir de pintxos con la familia, amigos o con la pareja es un plan estupendo. Es una arraigada forma de socializar en Bilbao, tomarse unas cervezas o vinos y degustar lo mejor de la gastronomía concentrada en un par de bocados. Uno de los mejores rincones de la ciudad para ello es la zona de Plaza Nueva, donde encontrarás un buen número de establecimientos, pero cuidado… quien prueba repite.

tapas en bilbao si llueve

De vuelta a la Cultura.

Pero como no podemos pasarnos el día comiendo y bebiendo, si la lluvia continúa, el Centro Iñaki Azkuna es un lugar ideal para guarecerse. Conocido popularmente como La Alhóndiga, es uno de los rincones más frecuentados por los bilbaínos por su variada oferta de actividades y por los turistas por su original arquitectura, entre las que destacan su plaza techada poblada de columnas de distintos estilos. Podemos leer un libro o conectarnos a Internet desde su biblioteca, ver una película, darnos un chapuzón en su piscina… todo en un ambiente tranquilo y repleto de propuestas de entretenimiento y cultura.

dia lluvioso en Bilbao

Disfrutar unas horas viendo deporte es otra de las propuestas que puedes hacer un día de lluvia y en Bilbao hay varios sitios para hacerlo. Uno de ellos es visitar el Nuevo San Mamés, donde poder ver al equipo local, el Athletic. Los días de partido el estadio se llena hasta la bandera, aunque el resto de días también se puede visitar su museo.

Miribilla es el pabellón donde juega el Bilbao Basket, donde también se llena hasta la bandera los días de partido. Otra opción puede ser acudir a un frontón y ver algún encuentro de pelota vasca, uno de los deportes tradicionales de Euskadi.

Hasta una peli se puede ver en la comodidad de tu coche!

Si hace frío y además llueve, no es razón para que te quedes en el hotel, puedes disfrutar de una tarde de cine, pero en su autocine. Se encuentra en la localidad de Getxo y podremos disfrutar de éxitos de taquilla desde la comodidad del coche, ideal para ir con la pareja o con los amigos.

Esto es lo que caracteriza a un buen destino donde poder pasar unos días, el hecho de que ofrezca muchas alternativas de ocio para todo el mundo haga lluvia o haga sol. Por lo que si aún eres de las personas que no conoce este destino, ya sabes que puedes visitarlo en cualquier momento del año, siempre habrá algo que hacer, incluso si os toca un día lluvioso en Bilbao.

Las 10 mejores cosas que ver en Bilbao

Bilbao es un impresionante destino que consigue cautivar a cualquier clase de viajero, por exigente que éste sea, algo de lo que no todas las ciudades pueden presumir. Si eres de esas personas que no han tenido la oportunidad de dejarse seducir por sus encantos, te invitamos a que continúes leyendo porque te vamos a proponer 10 rincones de visita obligada en Bilbao.

10 rincones indispensables en Bilbao

La Catedral de Santiago es un buen lugar por el que iniciar una ruta, una visita indispensable para todos los amantes del arte sacro y de la arquitectura, sobre todo de estilo gótico. La sacristía es uno de los rincones más recomendables para visitar, pero si hay que tomar fotos, las mejores salen desde el exterior.

El Mercado de la Ribera es otro de los rincones más conocidos de la ciudad y de visita obligada por todos los visitantes. Se remonta al siglo XIV y es una de las joyas de Bilbao.

Frente a la ría se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad, un edificio de estilo neo-clásico cuya construcción finalizó en el año 1892. Destaca su Salón Árabe, el cual está decorado con grandes lámparas y azulejos. Se puede visitar aunque hay que consultar sus horarios, pero sin duda es un ícono en Bilbao y un rincón que recomendamos visitar.

que ver en Bilbao

Lugares con encanto.

En pleno corazón de la ciudad se encuentra el Palacio Chávarri, una auténtica joya arquitectónica que se remonta al año 1888. Por dentro es más impresionante aún, sobre todo por la decoración de sus salones, siendo otro must que conocer en Bilbao.

La Alhóndiga es un edificio histórico emplazado en el centro de la ciudad, un espacio público y multidisciplinario que está orientado para el disfrute de todos, bilbaínos y visitantes.

La Gran Vía de Don Diego López de Haro es una de las principales arterias de la ciudad y en ella podremos encontrar muchas de las mejores tiendas y restaurantes de Bilbao, cuenta con una longitud de 1,5 kilómetros y es una auténtica tentación para recorrerla y dejarse seducir por algunos de los mejores rincones de la ciudad.

El Museo Guggenheim es otro de los must que hay que visitar en Bilbao. Desde su construcción se ha convertido en uno de los iconos de esta ciudad para el mundo. Ofrece una gran cantidad de exposiciones  para todos los gustos y no hay que olvidarse de sus dos compañeros gigantes, Puppy y Mamá, las enormes y famosas esculturas ubicadas en extremos opuestos del emblemático edificio.

Rincones verdes

Para relajarse al máximo del caos de la ciudad, podemos hacer una visita al Parque Etxebarría, el parque público más grande de la ciudad desde la década de los años 80. No hay mejor rincón para descansar e incluso para participar de algunas de las celebraciones locales que se realizan a lo largo del año. Otro relajante rincón para conocer en Bilbao es el Campo Volantín, un clásico en la ciudad y una de las zonas más bonitas, emplazada junto a la ría. Es otro lugar para alejarse del bullicio de la zona centro y también para sacarse unas cuantas fotos.

 

Finalizamos con otra de las recomendaciones, el monte Artxanda. Un parque elevado, al que se accede en mediante teleférico y que además de tener una naturaleza exuberante y maravillosa, es  un rincón en el que sin duda encontrarás las mejores vistas de Bilbao, por lo que no hay que olvidarse de llevar la cámara de fotos.

Bilbao en 2 días

Bilbao es una de las ciudades más importantes no solo del norte de España sino de todo el país. Con un pasado eminentemente industrial, hoy se erige como una ciudad de servicios y eminentemente turística que consigue cautivar a miles de viajeros todos los años, quienes pueden disfrutar en este rincón de un gran número de propuestas para todos los gustos.

¿Qué ver en Bilbao en 2 días?

A pesar de que es una gran ciudad no es una urbe tan extensa como pueden ser Madrid o Barcelona, por lo que podremos conocer muchos rincones de la ciudad en tan solo 48 horas. Una de las mejores ideas, como sucede en casi todos los destinos, es comenzar la visita desde el Ayuntamiento y conocer esta zona y calles aledañas.

Bilbao en 2 dias

A veces, y aunque se tenga el tiempo justo, es buena idea  olvidarse de los mapas y las guías turísticas y moverse un poco a la aventura, algo que se puede hacer tranquilamente en esta ciudad y será especialmente provechoso por esta zona en la que nos encontramos ahora, ya que está llena de rincones históricos y calles peatonales.

Seguro que os sorprenderéis mientras camináis por sus callejuelas empedradas para vivir en primera persona el carácter del Bilbao de toda la vida. Encontraremos pequeñas plazuelas, muchos comercios, talleres de artesanía y preciosos monumentos que harán de esta zona de la ciudad una de las que más recordaremos.

Siempre habrá tiempo para un pincho…

Si hay algo que hay que hacer cuando se está en Bilbao es irse de pintxos (pinchos) y uno de los mejores lugares para hacerlo es la Plaza Nueva, donde encontraremos infinidad de bares con barras repletas de pequeñas tentaciones que, sin duda, nos dejarán un excelente sabor de boca.

También debemos visitar otros rincones como el parque urbano de Doña Casilda Iturrizar, el Palacio de Congresos, el Museo de Bellas Artes, la zona del Ensanche para irnos de compras, pasear por el Campo Volantín o el Paseo Ubiritarte son otras alternativas que nos permitirán conocer este destino.

Disfrutar del Funicular de Artxanda, otra de las atracciones que no hay que dejar de visitar porque nos proporcionará unas de las mejores vistas del skyline de la ciudad, así que no hay que olvidarse de llevar la cámara de fotos o la de vídeo, porque seguro que querréis recordar vuestro paso por la ciudad.

El ícono de la ciudad, una visita obligatoria.

Uno de los símbolos de Bilbao para el mundo es el Museo Guggenheim, uno de los clásicos de la ciudad. Una construcción muy original diseñada por el arquitecto Frank Ghery y que cuenta con una agenda de actos increíble, con exposiciones permanentes e itinerantes que sorprenderán a todo el mundo.

conocer Bilbao

Si hablamos de sorpresas, no podemos irnos del Guggenheim sin conocer a Puppy, el perro de 12 metros de altura que hay fuera del museo y donde muchas prácticamente todo el mundo quiere llevarse un recuerdo en forma de foto.

 

Si se prefiere, siempre se puede tomar el bus turístico y bajarte en cualquiera de sus quince paradas, las cuales te llevarán a conocer los rincones más destacados de la ciudad y harán la movilización entre ellos muy fácil y rápida. ¿Aún eres de las personas que no conocen Bilbao? Pues con un fin de semana tiene suficiente para resolver esto.

De pinchos por Bilbao

Uno de los mejores destinos de España para comer es sin duda el país vasco y, una de las mejores opciones para cenar es ir de pinchos por Bilbao, una tradición que todo el que visite esta ciudad debe hacer, no solo como acto con el que socializar sino para probar grandes elaboraciones gastronómicas con algo tan nuestro como lo son los pinchos.

Seguro que en más de una ocasión habrás oído hablar de las bondades que tiene la gastronomía vasca, donde encuentra en estas pequeñas porciones auténticos tesoros que convertirán a nuestro paladar en un verdadero festival de sabores y texturas.

¿Dónde comer los mejores pinchos de Bilbao?

Lo cierto es que responder a esta pregunta es bastante difícil dado que en este destino hay infinidad de lugares donde disfrutar de estas joyas gastronómicas como las que nos ofrecen en el Bar Charly, uno de los grandes referentes no solo de la Plaza Nueva sino de todo Bilbao.

Admirar la gran barra del Charly es entrar en una espiral de dudas dado que todos los pinchos que ofrecen son una auténtica tentación, desde los más sencillos hasta elaboraciones como el rollito de bacalao con piquillos. ¡Irresistible!

El Iruña es uno de los clásicos de toda la vida de la ciudad, con más de 100 años de historia y decenas de miles de clientes satisfechos en su historia. De este mítico de la gastronomía bilbaína destacan los champiñones rellenos o uno de sus pesos pesados, los pinchos morunos de carne de cordero a los que seguramente no podrás resistirte.

Si lo que quieres es alejarte del típico bar de pinchos para turistas, una estupenda opción la encontrarás en el Urdina. No tiene una barra demasiado grande pero las propuestas que nos ofrece son irresistibles. Muy frecuentado por los bilbaínos.

Sorginzulo es una de las paradas obligadas para muchas personas que hacen a diario o los fines de semana su tradicional ruta de pinchos por Bilbao. Los pinchos son espectaculares pero si hay que destacar uno de sus puntos fuertes son sus excelentes calamares. No debes dejar de probarlos.

La crepe de carne de ciervo o el pincho elaborado con foie y setas es algo que hay que probar sí o sí en el Santamaría donde la calidad de sus productos y la originalidad de sus elaboraciones son una de sus señas de identidad.

Pinchos normales o para celiacos, pincho de cerdo con piña a la mostaza de Dijon o sus exquisitas croquetas de chipirones son algunas de las elaboraciones que nos ofrecen desde el Irrintzi, un local de gran éxito en Bilbao.

Gure Toki también nos propone un variado catálogo de pinchos para disfrutar al máximo. Decidirnos será difícil porque todos tienen un aspecto increíble, pero siempre recomiendan un pincho de foie a la plancha acompañado de manzana.

Finalizamos con el Ziripot, un local que cuenta con una barra de pinchos de lo más variado y donde se puede encontrar calidad y buenos precios. Destacan sobre todo los pimientos rellenos, uno de los productos más demandados por el público.

Después de conocer algunos de los mejores rincones para ir de pinchos por Bilbao, seguro que ahora ya tienes otra excusa más para conocer esta ciudad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies