Etiqueta: Imprescindibles de Sevilla

Zonas verdes de Sevilla

Sevilla es una ciudad que puede presumir de tener infinidad de propuestas para todos los viajeros y que deja enamorado a todos los que la visitan. Hay una gran oferta cultural y entre ellas se encuentran las zonas verdes de Sevilla. Son espacios ideales para relajarse, desconectar del caos de la ciudad, dar un paseo, ir con los niños, leer un libro, tomar el sol, aprender sobre esta ciudad o simplemente disfrutar del momento.

Zonas verdes de Sevilla

El Parque del Alamillo es una de las grandes zonas verdes de la ciudad y cuenta con una enorme extensión, un total de 120 hectáreas. Se encuentra en la Isla de la Cartuja y fue recuperado con motivo de la Expo 92 de Sevilla.

Cuenta con dos lagos y tiene un variado numero de infraestructuras deportivas, lúdicas y recreativas, para que todo el mundo pueda disfrutar de este entorno.

El Parque del Tamarguillo cuenta con 96 hectáreas y en él podemos encontrar diferentes espacios abiertos así como reforestaciones de plantas autóctonas, cuenta con un humedal muy peculiar y también preserva algunas especies vegetales. 

Un estupendo rincón para pasear y disfrutar de la naturaleza en Sevilla es el Parque Amate. Es un parque urbano inaugurado en el año 1987 y es una delicia pasear por él, disfrutando de sus jardines, su fuente, diferentes caminos que recorren casi 32 hectáreas y doble alineación de árboles flanqueando los caminos donde encontraremos mimosas, manzanos, jacarandas, cipreses, naranjos, adelfas, plátanos de sombra, olivos o palmeras entre muchas otras propuestas.

Un indispensable en Sevilla, el Parque María Luisa

Una de las zonas verdes de Sevilla más conocidas en todas partes es el Parque de María Luisa. Con sus 34 hectáreas es uno de los más visitados de la capital hispalense. Los terrenos donde se encuentra formaban parte de los jardines privados pertenecientes al Palacio de San Telmo aunque en el año 1893 la Infanta María Luisa los donó a la ciudad.

Parque María Luisa Sevilla

Dentro de este parque se encuentran lugares y edificios emblemáticos de la ciudad como la Plaza España o edificios construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929, entre los que destaca el pabellón de Marruecos. Es un lugar con muchísimo encanto que definitivamente debe encabezar la lista de cualquier visita a Sevilla.

En una visita a Sevilla no hay que dejar de lado al Parque de Miraflores, con una superficie de 940.000 metros cuadrados. Su interior cuenta con la única laguna natural urbana que hay en toda Sevilla y puede presumir de contar con una vegetación muy variada.

Más parques y jardines de Sevilla

Otro de los parques que tienen un lago en Sevilla es el de la Infanta Elena, inaugurado en 1977 y que está compuesto por una gran masa de árboles y plantas, un lago y una isleta natural en el que viven muchos patos. De su vegetación, este parque puede presumir de tener cipreses, adelfas, eucaliptos, olmos, catalpas, etc. Además también ofrece muchas zonas de juego para los niños y aparatos para hacer deporte a cualquier edad.

Finalizamos con uno de los conjuntos botánicos más importantes de Sevilla, el Parque José Celestino Mutis. Se encuentra al Sur de Sevilla y ocupa parte de lo que fue en su momento el Tamarguillo. En este rincón se pueden ver varios ambientes bioclimáticos diferentes como el tropical, subtropical, mediterráneo y continental, las cuales están acompañadas de una cuidada variedad botánica que llega hasta las 150 especies diferentes.

Otras de las zonas verdes de Sevilla a las que podéis acercaros si queda tiempo son el Parque de los Príncipes, el de San Jerónimo, Guadaíra, Los Bermejales o el de Vega de Triana entre muchos otros.

 

10 razones para visitar Sevilla

Si tuviéramos que enumerar todas las razones que hay para visitar Sevilla, podríamos tardar muchísimo tiempo porque la verdad que son cientos, pero como no podemos hacer un artículo de ese largo, en esta ocasión vamos a concentrarlo todo en 10 razones por las que animarse a conocer una de las ciudades más interesantes de España.

Primera razón para visitar Sevilla

Una de sus principales razones es su gente, atenta y hospitalaria, orgullosa de que los viajeros se animen a conocer su ciudad y que no dudarán ni un momento en compartir sus conocimientos sobre cuál es el mejor lugar para ir a comer, dónde dormir, ir de compras, etc.

Segunda

El clima es uno de los grandes alicientes con los que cuenta Sevilla. Con muy pocas precipitaciones al año y con muchísimas horas de luz, podremos visitar Sevilla en cualquier momento del año sin temor a que haya mala climatología, tan solo en contadas ocasiones.

Tercera

Los lugares para visitar son una de las principales opciones de este destino. Su oferta es tal que tardaremos bastante tiempo en conocer los principales lugares de visita obligada en esta ciudad. Además de cantidad y calidad hay variedad, por lo que todo el mundo encontrará aquello que más le guste en Sevilla.

Cuarta

Sevilla cuenta con unas excelentes comunicaciones, por lo que no nos costará llegar a ella desde cualquier lugar de España, tanto por carretera, como en tren o en avión. Además esa buena comunicación nos permitirá movernos con total comodidad por las poblaciones próximas.

Su inigualable Feria

Otra razón de peso para visitar Sevilla es por su Feria de Abril, uno de los eventos de ocio más importantes no solo de la ciudad sino de toda España. Días de música, gastronomía y de pasarlo bien con los amigos.

La comida…

La gastronomía puede ser otra de las razones del por qué visitar este destino. Productos basados en la dieta mediterránea, ingredientes de primera calidad y un excelso recetario podrán convencer a cualquier gourmet, por exigente que éste sea. Además os encontraréis con que la calidad iguala la cantidad, si algo tienen los andaluces es que son generosos con la comida. Cada tapa es casi un plato y si os pedís tres cañas ya habréis cenado.

Séptima

Su agenda de eventos es tan amplia que podríamos decir que no habrá ni un solo día en el que la ciudad no nos ofrezca absolutamente nada. En Sevilla siempre hay cosas que hacer, tanto para los mayores como para los más pequeños.

Octava

Si os gusta la historia y la arquitectura, Sevilla será una verdadera delicia para que la conozcamos. Cuenta con muchas construcciones que a pesar de los siglos continúan en pie y pueden ser visitadas en cualquier momento del año. El Real Alcázar, la Catedral con la Giralda, La Cartuja, El Archivo de Indias y la Torre del Oro son algunos de los monumentos más destacados y por supuesto… El Parque María Luisa, no podemos olvidar este magnífico recinto… y es que no hay dos como él!

Sus Tradiciones

Para los más devotos, la Semana Santa es uno de los máximos exponentes de la cristiandad en esta ciudad y una razón de peso para visitar Sevilla. La devoción se da la mano con el arte y son miles de personas las que vienen de todos los rincones del mundo para vivir algo tan especial como esto. No hay palabras para describir lo que se siente el vivir en carne propia la devoción de los andaluces, y vivir el pasar de una de las solemnes procesiones será algo que no olvidaréis jamás.

 

Última, pero no menos importante.

Por último os decimos que el aire y arte que se respira en Andalucía, y en este caso en Sevilla, no tiene comparación. Entrar a un tablao, escuchar una guitarra flamenca en la calle, y sobretodo ver los espectáculos más auténticos en el Barrio de Triana, son una de las razones más originales, más alegres y más maravillosas que os encontraréis para conocer este destino que no tiene comparación… que bien lo dice la canción… Sevilla tiene su duende…

¿Te parecen pocas razones para visitar un destino como éste?

La Sevilla romana: Itálica

Sevilla es una auténtica sorpresa para todo el mundo, cuenta con un gran legado histórico que podemos ver reflejado a cada paso, como por ejemplo sucede con uno de sus dos asentamientos de época romana principales llamado Itálica, una ciudad antigua que se remonta al año 206 antes de Cristo tal como demuestran las primeras referencias. Se encuentra en la próxima localidad de Santiponce y es una de las mejores visitas que se pueden hacer en este destino que se encuentra a escasos 7 kilómetros de Sevilla.

Fue una importante ciudad durante la época musulmana, aunque por aquel entonces se llamó Talikah/Taliqa. En el siglo XII fue abandonada y pasó a manos de los cristianos, los cuales la llamaron Sevilla la Vieja y durante el paso el tiempo fue expoliada constantemente hasta que pasó a estar protegida por las tropas de Napoleón en el año 1810 aproximadamente.

Este Monumento Nacional es sede de muchos eventos diferentes como los Festivales de Teatro y Danza, el Cross Internacional de Itálica o el Vía Crucis del Aljarafe durante la temporada de cuaresma.

Itálica, lo que no debemos perdernos

Son muchos rincones los que debemos visitar en Itálica, como por ejemplo el Museo, ubicado junto a la entrada. En él podemos admirar diferentes objetos que fueron hallados con el paso del tiempo, aunque para ver las piezas más importantes hay que irse hasta el Museo Arqueológico de Sevilla.

La ciudad y sus casas también son dignas de visita. Se encuentran tras el anfiteatro. Aquí está lo que se conoce como Nova Urbs, el barrio que fue construido gracias a la iniciativa de Adriano en los albores del siglo II, lo que nos dará un feedback de cómo era la vida en aquellos momentos de la historia.

Tras los restos de la muralla se puede dar un paseo por sus calles enlosadas flanqueadas de aceras porticadas y de cipreses, algo que nos remonta muchos siglos atrás en el tiempo. Tampoco debemos dejar de visitar las Termas Mayores, los baños públicos que ocupan una gran manzana de la que no se ha descubierto toda y que seguro que esconde muchos e interesantes detalles.

italica mosaicos

 

Las casas de Itálica son otro motivo de visita, impresionan desde el primer momento. Se trata de de edificaciones señoriales construidas alrededor de un patio central, con varias habitaciones ornamentadas con preciosos mosaicos. De este lugar destaca sobre todo la Casa de Exedra, la cual ocupa una gran extensión y está acompañada por una preciosa fuente, palestra y termas entre otros edificios.

No hay que olvidarse de otros rincones de inexcusable visita como el Anfiteatro, uno de los lugares más impresionantes de Itálica. Cuenta con una capacidad para 25.000 espectadores y en su momento fue uno de los mayores anfiteatros del imperio, con tres niveles de gradas.

Otros rincones de interés son la Casa del Planetario, donde encontramos el mosaico que le da nombre a esta casa. La Casa de los Pájaros, donde se ha recreado la vivienda de cómo era por aquel entonces, con un jardín porticado, mosaicos y peristilo.

La Casa de Neptuno también es otro de los rincones recomendables para visitar, con sus habitaciones decoradas con mosaicos y unas termas. Para finalizar, también os recomendamos el Traianeum, un templo dedicado a Trajano, el cual está flanqueado por una plaza porticada con exedras.

¿Aún no conoces un lugar tan especial como Itálica?

¿Qué ver en Sevilla?

Sevilla es una ciudad que gracias a su clima y a sus muchos rincones para visitar, consigue atraer a miles de viajeros todo el año. No importa lo que busquen los turistas, esta ciudad ofrece infinidad de propuestas para todos los gustos. En este artículo vamos a recomendarte algunos de los mejores rincones para visitar en Sevilla,  un destino precioso en cualquier momento del año.

Lo que no te puedes perder

Si hay un símbolo de Sevilla para el mundo ese es la Giralda, esta torre se remonta a la época de Al-Andalús y su belleza hizo que fuera preservada para formar parte de la maravillosa Catedral. En un principio la Giralda era el Alminar de la antigua Mezquita de Aljama, sobre la que posteriormente se construyó la Catedral, un auténtico tesoro arquitectónico, tanto por dentro como por fuera. Sin duda son dos estupendos lugares, la mejor manera para comenzar la visita en este destino.

Cerca encontraréis otro rincón de visita obligada es el Real Alcázar de Sevilla, considerado como el palacio real que más tiempo ha estado en activo en el continente europeo. De este lugar destaca el Patio de las Doncellas o La Sala de los Reyes.A pocos metros se encuentra otro famoso monumento que os aconsejamos visitar, es el Archivo General de Indias lugar donde antaño se guardaba toda la información de las colonias españolas, algo que aún se conserva en sus más de 9 kilómetros de estanterías repletas de piezas de gran valor histórico.

Alcazar de Sevilla-min

De allí podéis salir de la zona antiguamente amurallada y caminar al margen izquierdo del Guadalquivir, este paseo os dará unas hermosas vistas de la ciudad, y a la vez encontraréis  la plaza de toros de La Maestranza, y frente a ésta la famosa Torre del Oro, que antaño hacía pareja con la Torre de la Plata y estaban unidas a través de una muralla. Hoy en día la torre alberga el Museo Naval de Sevilla.

Así es Triana, el Barrio más especial de Sevilla

Si hay un barrio de visita obligada en Sevilla ese es el de Triana, en la zona oeste de la ciudad, al otro lado del río cruzando el Puente de Isabel II. Nació como un barrio de obreros, marineros y alfareros principalmente, pero hoy destaca como cuna de artistas, bailaoras, cantantes toreros y por su animada vida nocturna, con ese sabor especial que tiene Sevilla. Es uno de los clásicos de la ciudad que no puedes dejar de visitar.

“Las setas de Sevilla”, es el nombre popular que le han dado los sevillanos al Metropol Parasol, construcción moderna en forma de seta que se encuentra en la Plaza de la Encarnación. Esta estructura fue diseñada por el alemán Jürgen Mayer y fue finalizada en 2011. Tiene una altura de 26 metros y en su parte superior alberga un mirador que nos proporciona una estupenda panorámica de la ciudad. En el sótano de la misma construcción se alberga un impresionante recinto arqueológico, las ruinas que aquí veréis salieron a luz durante las obras de construcción y son impresionantes.

No hay visita a Sevilla que se precie si no se visita la Alameda de Hércules, uno de los lugares más sevillanos de la ciudad, aquí se encuentran los residentes para un café, para ir de tapas o cenar, es un lugar maravilloso para degustar la gastronomía local. Sin duda es uno de los paseos más importantes que podemos característicos en el casco antiguo y puede presumir de ser el jardín público más antiguo de Europa.

Plaza de España Sevilla

Por último, pero no menos importante.

Tampoco podemos olvidarnos de rincones tan importantes como el Monasterio de la Cartuja increíble lugar con una historia milenaria, la Plaza del Salvador o el espectacular Parque de María Luisa en el que encontraréis la inigualable Plaza España, emblema de la ciudad por su belleza y su auténtica decoración de azulejos sevillanos. Sin duda, estamos ante una de las ciudades que mejor se dejan conocer de todas cuantas hay en España, sus tradiciones y su arte, la hospitalidad y la alegría de gente, todo en ella converge para hacer un viaje de memorias inigualables.

 ¿Aún vas a continuar resistiéndote a conocer un destino tan impresionante como este?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies