Etiqueta: Que ver en Sevilla

Los Mejores Museos de Sevilla

Sevilla es una ciudad en la que hay mucho para ver y disfrutar, sus clásicos monumentos, sus parques y jardines, recorrer la orilla del Guadalquivir, ver un buen tablao, es tanto lo que ofrece esta hermosa ciudad que muchos turistas suelen olvidar los museos. Entendemos cómo y por qué pasa esto, pero al verdad que vale la pena evitarlo, porque hay Museo de Sevilla que bien merecen una vista y que os harán de complemento ideal en cualquier viaje a esta magnífica ciudad. Sin muchos más rodeos os contaremos cuáles son los mejores Museos de Sevilla en nuestra opinión y la de los turistas y os diremos qué esperar de cada uno, para que así vosotros podáis elegir los que mejor encajen en vuestros gustos e intereses.

Museo de Bellas Artes.

Este es uno de los Museos de Sevilla de visita obligada, se encuentra en pleno centro de Sevilla entre las turísticas calles de Sierpes y Tetuán, está instalado en el edificio de un antiguo convento Capuchino y ésto se nota durante la visita, la construcción es de estilo manierista sevillano y está dividida en 3 patios clásicos andaluces, decorada con azulejos procedentes de distintos edificios antiguos e incluso la antigua capilla del convento es hoy una de las salas más llamativas por su belleza y porque se encuentra dedicada enteramente al famoso Murillo.

que ver en sevilla

La colección del museo es bastante importante y aunque su temática principal es la religiosa, reúne obras de algunos de los más grandes de la historia del arte español y andaluz como el mencionado Murillo, Zurbarán, Valdés Leal, Pedro Mena, El Greco, entre otros. Es realmente una visita muy recomendada para los amantes del arte y la cultura en general, podríamos decir que es relativamente pequeño, pero muy rico a la vez, así que vale la pena una visita y la podéis realizar con la tranquilidad de que no vais a  perder todo un día de vuestro viaje. La entrada tiene un precio de 1,5 euros y el horario varía dependiendo de la época del año, abre de martes a domingo.

Palacio de Lebrija.

Aunque este no es uno de los Museos de Sevilla en la manera más ortodoxa, para nosotros sí que debe considerarse como uno pues, reúne colecciones tan valiosas e impresionantes que sin duda los amantes del arte y la cultura se darán banquete aquí y agradecerán la recomendación. Este palacio data del Siglo XVI y estaba divinamente construido desde ese momento, a lo largo de los siglos perteneció a diversas familias de la alta sociedad hasta llegar a manos de la Condesa de Lebrija en 1901, quien lo restaura dándole todo el esplendor que hoy tiene y lo adapta para albergar su colección de antigüedades. La familia de la famosa condesa residió en el palacio hasta 1990 cuando el edificio se convirtió en museo albergando la fantástica colección legada por la Condesa y así se ha mantenido hasta el día de hoy.

que ver en sevilla

El palacio está decorado al mejor estilo andaluz aunque en lugar de los típicos azulejos, la condesa utilizó mosaicos romanos originales para la decoración,  está organizado alrededor de un hermoso patio central en el que encontramos elementos andaluces de distintas épocas traídos hasta aquí para ser conservados por la famosa amante del arte, en la casa encontrarás obras de artistas famosos como Murillo, Sorolla o Van Dyck, restos arqueológicos procedentes de Grecia, Roma, Asia, España en época visigoda, muebles antiguos y un sin fin de objetos y reliquias de inmenso valor artístico, arqueológico e histórico. Está abierto casi todos los días del año y el horario es bastante variado, por lo que os recomendamos consultar la página antes de planificar la visita.

Museo Arquelógico de Sevilla.

Este es uno de los dos Museos de Sevilla que se encuentran en la inmediaciones del Parque de María Luisa, está instalado en uno de los edificios construidos para Exposición de 1929 que tuvo lugar en dicho parque y, aunque no es tan grande o importante como el que se encuentra en Madrid es bastante interesante, sobretodo para los amantes de la historia. El edificio guarda una exposición ubicada en orden cronológico que va desde la prehistoria hasta la edad media, siendo sus piezas más valiosas las que se encuentran entre los restos romanos traídos de Itálica, los tesoros de Ébora y Mairena y la pieza con el texto más antiguo de la península que data del Siglo VII antes de Cristo.  

que visitar en sevilla

Museo de Arte y Costumbres Populares.

Justo frente al anterior se encuentra este otro de los Museos de Sevilla, en el espectacular edificio llamado Pabellón Mudéjar construido también para Exposición de 1929. El museo fundado en 1973 consta de 3 plantas de exposición y una dedicada a biblioteca y áreas de investigación, toda la colección del museo está dedicada a la preservación y divulgación del arte y el patrimonio costumbrista de esta región, especialmente de la ciudad de Sevilla.

que ver en sevilla

En la exposición de este museo se encuentra obras de arte, trajes y vestidos, utensilios, objetos religiosos, mobiliario, herramientas, manuscritos, loza y un sin fin de materiales en los que se relata la historia de costumbres y tradiciones y de la vida de los habitantes de esta ciudad en distintas épocas y de distintos estratos sociales. Además de tratar tradiciones como la Semana Santa, las procesiones, el baile, la música y el toreo, también se encuentra todo lo relacionado a las diferentes actividades comerciales, o de subsistencia (como la matanza y el cultivo) que se han llevado a  cabo en al ciudad a través de los siglos y que de alguna manera han influido en el carácter típico que tiene el andaluz. 

Museo de Arte Contemporáneo.

Muchos turistas llegan aquí sin saber que este lugar alberga uno de los mejores Museos de Sevilla, y Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Este centro es un organismo encargado de la divulgación, promoción y exposición del arte y la cultura contemporánea, fue fundado en 1990 y desde 1997 funciona en las instalaciones del famoso Monasterio de la Cartuja uno de los monumentos con más historia en Sevilla, razón por la que se encarga de la preservación y administración del conjunto monumental, los restos arqueológicos, el museo y la biblioteca. El hecho de que se encuentre en este conjunto arqueológico es la razón por la que muchos llegan a visitar el lugar sin saber que hay un museo, es que definitivamente todo lo que hay aquí merece una visita.

turismo en sevilla

El CAAC funciona conjuntamente con el Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla y organizan talleres, charlas y diversas actividades relacionadas con la cultura moderna, tiene exposiciones permanentes y temporales de artistas nacionales y extranjeros y una de las bibliotecas más importantes en su campo. En una misma visita a este maravillosos conjunto podrás viajar en el tiempo a través del monasterio comenzando en el Siglo XI, pasar por los restos de los diversos usos que tuvo este maravilloso edificio en su larga historia y finalmente llegar a las exposiciones que traen de vuelta a nuestros días.

Próximamente abrirá sus puertas de nuevo la Casa Museo de Murillo, y cuando esto suceda nosotros seremos los primeros en incorporar el lugar a esta lista, esta entonces estas son las sugerencias de Tripking. Aquí tenéis otras recomendaciones en Sevilla. Ole a disfrutar y…Feliz Viaje!

Conoce la Catedral de Sevilla y su famosa Giralda

En otras ocasiones os hemos mencionado cuáles son los lugares más interesantes e importantes de Sevilla, y entre ellos por supuesto que hemos incluido la maravillosa catedral y su famosa Giralda. Ahora hemos pensado que sería buena idea contaros por qué es tan importante que conozcáis la Catedral de Sevilla, qué la hace tan importante, si hacemos a un lado temas religiosos, qué alberga en su interior que pueda llamar vuestra atención y qué es la conocida Giralda, qué le hace famosa. Aunque siempre os recomendaremos que escuchéis la audioguía una vez que estéis allá, este articulo os hará una idea del conjunto, os pondrá en el contexto histórico y os animará a entrar en ella.

Detalles sobre la Catedral de Sevilla.

La Catedral de Sevilla es la tercera catedral de mayor tamaño en el mundo y de estilo gótico de mayor tamaño en el mundo. Su construcción comenzó en 1401 en el lugar donde se encontraba la Gran Mezquita. De aquella construcción islámica conservaron el llamado patio de Los Naranjos y la torre, que antes fuera alminar y que hoy es el campanario de este templo, la famosa Giralda de Sevilla. Es una edificación sorprendente no sólo por su tamaño que ya es bastante pues, tiene 5 naves y 25 capillas, sino por la belleza y la perfecta manera en la que han conseguido de mezclar en ella los estilos de arquitectura mudéjar, gótico y renacentista. Por cierto que habíamos olvidado mencionar, que está dedicada a la Virgen María y su nombre oficial es Catedral de Santa María de la Santa Sede de Sevilla. También es importante contaros que no sólo nosotros apreciamos el valor de este lugar pues, en el 2010 fue declarada Bien de Valor Universal Excepcional, que si esto no hace que os pique la curiosidad, ya nada lo hará.

turismo en sevilla

El exterior de la catedral muestra la genialidad del arquitecto y sus colaboradores, aunque estos hayan pasado de largo en la historia del monumento, la verdad es que se conoce muy poco sobre los artífices de esta estructura. En cambio su interior está cargado de obras de arte de los más grandes y famosos pintores de España como Murillo, Leal y Zurbarán.  Otro de sus grandes atractivos es que conserva un tesoro metálico de valor incalculable entre rejas, custodias, cálices y otros objetos religiosos, se puede decir que hay allí un auténtico dorado, valioso además de por el precio de los materiales, por son una rica representación de la historia de España y Andalucía. Es una visita indispensable al llegar a la ciudad y para no perder detalle recomendamos hacerla con guía o con nuestra audioguía.

que ver en la catedral de sevilla

 

Otro detalle importante sobre la Catedral, es que en 1902 se erigió aquí el mausoleo a Cristóbal Colón, cuando sus restos mortales fueron traídos desde Cuba después de haber estado en distintos lugares, entre ellos el Monasterio de La Cartuja, para recibirlo en la Catedral se erigió una escultura en Bronce con 4 heraldos cargando el féretro que representan los 4 reinos principales de España. En contra de muchas teorías estudios de ADN recientemente publicados confirman que los restos que yacen en la catedral pertenecen realmente a Cristóbal Colón.

interior de la catedral de sevilla

La Giralda.

Además de ser el campanario de la Catedral de Sevilla como ya os hemos comentado antes, es uno de los símbolos de la ciudad. Al igual que ocurre en Valencia con el Miguelete, muchos turistas vienen a conocer la Giralda sin saber que forma parte del conjunto de este templo católico. La famosa torre fue construida durante la dominación árabe en la zona conocida como Al-Andalús, se calcula que su construcción se inició a finales del Siglo XII. Era el alminar de la antigua mezquita, que aunque ya existía, cada rey de este estado islámico que pasaba decidía ampliarla y mejorarla, es precisamente con estas remodelaciones de mejora que se decide añadir el famoso alminar. En esta torre se ve claramente la influencia de esta cultura, aún cuando hoy día forma parte de la catedral de Sevilla, y ha tenido que ser reconstruida al perder ciertos detalles tras el terremoto de 1365.

Es una auténtica obra de arte visible desde casi toda la ciudad, mide 97, 5 metros de altura, sin incluir la escultura que la corona. De hecho fue durante muchos años la torre más alta de Europa, es de planta cuadrada y en su exterior es casi toda de obra vista, decorada con torrecilla, pináculos y ventanas de arco. Su belleza la libró de ser destruida cuando el cristianismo conquistó la región y también ah sido fuente de inspiración de otras estructuras en diversos países, así como de poemas y canciones regionales. En su lugar se transformó en campanario y se le añadió la famosa escultura de bronce  de más de una tonelada, llamada La Giralda (hoy conocida como El Giraldillo), que otorga el nombre a la torre y que representa la fe.

historia de la giralda de sevilla

Cabe destacar que fue declarada junto a la Catedral Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987, cosa que sin duda contribuyó a su fama. Como dato adicional os decimos que para admirar con más detalle la estructura externa y el trabajo decorativo de la torre, lo mejor es ir a la Avenida de la Constitución o la Plaza del Triunfo. Para subir hay que hacerlo a través de la Catedral y pagar la entrada que da acceso a todas las áreas del templo. 

Otros datos de interés para visitar la Catedral y la Giralda.

La Catedral de Sevilla se encuentra en el Barrio de Santa Cruz, el conocido como el casco histórico de la ciudad. la mayoría de las calles a su alrededor son peatonales. Está a pocos metros de otros monumentos Patrimonio de la Humanidad en Sevilla, como el Alcázar y el Archivo de Indias. Su horario de apertura para visitas turísticas es los lunes de 11 de la mañana a 15:30, de martes a sábado hasta las 17 horas y los domingos de 14:30 horas a las 18 horas. El precio de la entrada es de 9 euros por persona y para menores de 14 años, la entrada es gratuita.

imprescindibles en sevilla

Esperamos que disfrutéis del encanto de Sevilla y de la visita sus monumentos más importantes, si quieres saber más sobre estos otros, haz click aquí!  

 

Conocer el Parque de María Luisa: descubre todos sus monumentos e historias!

Si tuviéramos que resumir Sevilla en sólo 3 monumentos o lugares, la selección estaría cuando menos bastante complicado, pero sin lugar a dudas el parque de María Luisa estaría entre ellos, fueran cuales fueran los otros 2. Es que además, en este lugar se encuentran muchos otros monumentos y puntos emblemáticos y de interés turístico, así que sería hasta una pequeña trampa, porque al incluir el parque, estaríamos indirectamente incluyendo unos cuantos lugares más. Si has estado antes en Sevilla, entiendes de lo que hablamos, sino sigue leyendo y descubre la historia, los monumentos y demás puntos interesantes que debes ver para realmente conocer el Parque de María Luisa, uno de los lugares más hermosos de la niña de Andalucía!

Un poco de historia…

No podemos lanzarnos a conocer el Parque de María Luisa sin antes hablar un poco sobre su historia. En el año 1848 los Duques de Montpesier se mudan a Sevilla y en 1850 para su residencia adquieren el Palacio de San Telmo, un palacio barroco construido en los Siglo XVII y XVIII y que hoy es sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Además los Duques adquirieron dos terrenos colindantes, conocidos como las fincas de la Isabela y San Diego, y encargaron al jardinero Adré Lecolant que convirtiera dichos lotes en unos fantásticos jardines para su palacio.

que ver en sevilla

La Infanta María Luisa Fernanda de Borbón, Duquesa de Montpesier, enviudó en el año 1890 y en 1893 decide donar a la ciudad de Sevilla una gran parte de los jardines del Palacio de San Telmo. Este fue el primer parque de la ciudad, aunque no se inaugura formalmente sino hasta unos cuantos años después. De hecho posteriormente se conoce que la Exposición Iberoamericana de 1929 será celebrada en la Ciudad de Sevilla, y se escoge precisamente el área del Parque de María Luisa para acoger los pabellones de este magno evento.

Entonces la ciudad decide remodelar el lugar y el encargo de convertir estos jardines en un hermoso parque para Sevilla, se le otorgó al que fuera en aquel entonces el  conservador de los Bosques de Boulogne en París, el paisajista Jean Forestier. Contrario a lo que se pensaba éste decidió adaptar sus diseños a la cultura local y trazó un parque inspirado en los Jardines de la Alhambra y del Alcázar de Sevilla. De esta época datan algunos estanques que aún se conservan y que más tarde os contaremos. El Parque de María Luisa, nombre que se escogió como muestra de agradecimiento a la Infanta y Duquesa que había otorgado tan grande regalo a la ciudad,  se inaugura formalmente el 18 de Abril de 1914, haciendo coincidir este especial evento con las Ferias de la ciudad de aquel año.

que ver en el parque de maria luisa

Si embargo los trabajos continuaban pues, en realidad a penas comenzaban y lo que abrió sus puertas fue tan solo un parte de lo que hoy es el parque entero. Las obras continuaron hasta entrado ya 1928 y todos los monumentos más relevantes, los que hoy os vamos a describir para conocer el Parque de María Luisa, y que son los principales atractivos del lugar, estuvieron a punto para las Exposición Hispanoamericana de 1929.

Plaza de España.

Para conocer el Parque de María Luisa es indispensable conocer este monumento, en realidad no se puede conocer Sevilla sin conocer este lugar. Esta impresionante plaza se construyó para la Exposición Iberoamericana de 1929, tiene forma ovalada y  es una representación a gran formato de la arquitectura regionalista. Está cargada de alegorías, la forma de su edificio principal simboliza el abrazo de España a sus antiguas colonias, la gran fuente del centro está rodeada por un canal cruzado por cuatro puentes que representan los antiguas reinos de España. En las paredes hay 48 bancos decorados con los azulejos típicos de Andalucía y, en ellos están representados todas las provincias españolas y 48 bustos en medallones donde veréis a los  personajes ilustres de la historia del país.

conocer la plaza de espana

 

La gran plaza está flanqueada por las dos grandes torres a ambos lados del edificio principal, que le otorgan al mismo un toque más imponente dentro del amplio espacio que conforma la plaza. El edificio central está orientado hacia el Guadalquivir para señalar la que fuera la principal vía de acceso a América. Fue el edificio principal durante la exposición y hoy alberga un Museo Militar. No ha perdido ni un ápice de su hermosura y es un clásico el paseo en carro tirado por caballos alrededor del parque y la plaza, todo el año se pueden encontrar estos coches de caballos en Sevilla, esperando a los turistas para la vuelta y la foto.

razones para visitar Sevilla

Plaza de América.

Otro de los lugares más emblemáticos para conocer el Parque de María Luisa. También se construyó para exposición de 1929 y se encuentra rodeada por algunos de los principales elementos de aquel magno evento. El Pabellón Mudéjar, hoy conocido como Museo de Artes y Costumbres Regionales, está inspirado en esta antigua cultura que tanto legó al sur de España, está realizado en obra vista, decorada con las clásicas cerámicas representando escenas de fantasía. El Pabellón de Bellas Artes, es de estilo neo renacentista, fue la construcción más costosa de esta zona y hoy alberga el Museo Arqueológico de Sevilla. Y el llamado Pabellón Real,que es de estilo neogótico y está coronado por el Escudo de España, creado también para esta exposición es hoy sede de Oficinas Municipales. Todos ellos son obra del conocido arquitecto Aníbal González, quien también diseñara la magnífica Plaza de España.

pabellones de la exposicion iberoamericana en sevilla

 

En la Plaza de América además se encuentra la Glorieta de Miguel de Cervantes, decorada con pasajes de su obra más famosa, realizados en el clásico azulejo andaluz y justo en frente, con forma de patio sevillano se encuentra la Glorieta de Rodríguez Marín, también decorada con fragmentos de su obra. Otras glorietas de la plaza son la de la Mesa Mural, la del Reloj y la de la Virgen de los Reyes. Y una pequeña fuente llamada de las palomas, por ser lugar de congregación de esta conocidas aves. El conjunto está rodeado por columnas unidas a través de cadenas de las que cuelgan globos de luz, está decorado por victorias aladas que dan un aire de majestuosidad al conjunto. Es sin duda, después de Plaza de España, uno de los lugares más impactantes del parque y en el que además se concentran la mayor parte de las construcciones que hay dentro del mismo.

Otras glorietas y fuentes del parque.

Habiendo pasado ya por los puntos anteriores, queda aún mucho para conocer el Parque de María Luisa, pero todo de dimensiones bastante menores a los dos lugares que ya os hemos descrito. Hay muchas glorietas, fuentes, jardines y lugares especiales regados por las instalaciones. Los elementos más antiguos son la Glorieta de los Lotos, una zona en la que se encuentra un estanque rectangular poblado por estas plantas acuáticas, una pérgola y mucha vegetación. La Fuente de las Ranas, está hecha en el clásico azulejo andaluz, es de forma redonda y está custodiada por ocho ranas, a pesar de ser bastante sencilla, es tan hermosa que ha llevado a que haya copias de la misma en varias partes del mundo. Y el Jardín de los Leones, otras fuente decorada con cerámicas, pero esta vez rodaeda por seis leones de piedra, aunque los que se ven hoy en día no son los originales pues, tuvieron que ser sustituidos hace algunos años debido a su mal estado de conservación. Todos estos elementos se construyeron dirigidos por Forestier y pertenecen entonces a la primera etapa del parque, la que se inauguró en el año 1914.

conocer el parque de maria luisa

Para el año 1929 se coloca en el Parque una estatua conmemorativa de la Infanta María Luisa, la misma se ubicó en la avenida Rodríguez Caso, posteriormente se trasladó a las inmediaciones de la Glorieta de los Lotos y finalmente fue reemplazada por una copia realizada en bronce, material que soporta mejor los avatares del tiempo y las inclemencias de estar al aire libre. La original estaba realizada en piedra, así que imaginaban que tendría el mismo porvenir que los leones y se quiso evitar esta pérdida, hoy se encuentra resguardada en el Convento de Santa Clara.

monumentos en el parque de maria luisa

La Isleta de los Pájaros, es el lugar más antiguo del parque pues, existía ya cuando estos terrenos pertenecían al palacio de San Telmo. Está formado por un gran estanque y dos isletas en medio de él. De hecho hay una historia que cuenta que allí le declaró su amor el Rey Alfonso XII a María de las Mercedes. Por ello hay un hermoso gazebo de inspiración árabe, en una de las dos isletas, la única que es accesible a los visitantes a través de un elegante puente, y esta construcción recibe el nombre de Monumento Alfonso XII en honor a esta historia. La segunda isleta no es accesible y es la residencia exclusiva de numerosas especies de patos, pavos reales, cisnes y demás ves acuáticas, es precisamente ésta la que ha bautizado este conjunto.

Al dedicar tiempo a recorrer y conocer el Parque de María Luisa os iréis encontrando con otras muchas glorietas, la mayoría de construcción previa a la Exposición Iberoamericana de 1929, aunque alguna que otra será posterior. Todas están dedicadas a algún personaje relevante de la historia, la literatura y el arte en España, y casi todas tienen el mismo estilo de decoración con el clásico azulejo andaluz.

Esperamos que hayas disfrutado mucho conocer el Parque de María Luisa, uno de los  rincones más hermosos y románticos de la ciudad de Sevilla, y del que sin duda guardéis en vuestra memoria un bello y perdurable recuerdo…

Conoce otros parques de Sevilla.

Zonas verdes de Sevilla

Sevilla es una ciudad que puede presumir de tener infinidad de propuestas para todos los viajeros y que deja enamorado a todos los que la visitan. Hay una gran oferta cultural y entre ellas se encuentran las zonas verdes de Sevilla. Son espacios ideales para relajarse, desconectar del caos de la ciudad, dar un paseo, ir con los niños, leer un libro, tomar el sol, aprender sobre esta ciudad o simplemente disfrutar del momento.

Zonas verdes de Sevilla

El Parque del Alamillo es una de las grandes zonas verdes de la ciudad y cuenta con una enorme extensión, un total de 120 hectáreas. Se encuentra en la Isla de la Cartuja y fue recuperado con motivo de la Expo 92 de Sevilla.

Cuenta con dos lagos y tiene un variado numero de infraestructuras deportivas, lúdicas y recreativas, para que todo el mundo pueda disfrutar de este entorno.

El Parque del Tamarguillo cuenta con 96 hectáreas y en él podemos encontrar diferentes espacios abiertos así como reforestaciones de plantas autóctonas, cuenta con un humedal muy peculiar y también preserva algunas especies vegetales. 

Un estupendo rincón para pasear y disfrutar de la naturaleza en Sevilla es el Parque Amate. Es un parque urbano inaugurado en el año 1987 y es una delicia pasear por él, disfrutando de sus jardines, su fuente, diferentes caminos que recorren casi 32 hectáreas y doble alineación de árboles flanqueando los caminos donde encontraremos mimosas, manzanos, jacarandas, cipreses, naranjos, adelfas, plátanos de sombra, olivos o palmeras entre muchas otras propuestas.

Un indispensable en Sevilla, el Parque María Luisa

Una de las zonas verdes de Sevilla más conocidas en todas partes es el Parque de María Luisa. Con sus 34 hectáreas es uno de los más visitados de la capital hispalense. Los terrenos donde se encuentra formaban parte de los jardines privados pertenecientes al Palacio de San Telmo aunque en el año 1893 la Infanta María Luisa los donó a la ciudad.

Parque María Luisa Sevilla

Dentro de este parque se encuentran lugares y edificios emblemáticos de la ciudad como la Plaza España o edificios construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929, entre los que destaca el pabellón de Marruecos. Es un lugar con muchísimo encanto que definitivamente debe encabezar la lista de cualquier visita a Sevilla.

En una visita a Sevilla no hay que dejar de lado al Parque de Miraflores, con una superficie de 940.000 metros cuadrados. Su interior cuenta con la única laguna natural urbana que hay en toda Sevilla y puede presumir de contar con una vegetación muy variada.

Más parques y jardines de Sevilla

Otro de los parques que tienen un lago en Sevilla es el de la Infanta Elena, inaugurado en 1977 y que está compuesto por una gran masa de árboles y plantas, un lago y una isleta natural en el que viven muchos patos. De su vegetación, este parque puede presumir de tener cipreses, adelfas, eucaliptos, olmos, catalpas, etc. Además también ofrece muchas zonas de juego para los niños y aparatos para hacer deporte a cualquier edad.

Finalizamos con uno de los conjuntos botánicos más importantes de Sevilla, el Parque José Celestino Mutis. Se encuentra al Sur de Sevilla y ocupa parte de lo que fue en su momento el Tamarguillo. En este rincón se pueden ver varios ambientes bioclimáticos diferentes como el tropical, subtropical, mediterráneo y continental, las cuales están acompañadas de una cuidada variedad botánica que llega hasta las 150 especies diferentes.

Otras de las zonas verdes de Sevilla a las que podéis acercaros si queda tiempo son el Parque de los Príncipes, el de San Jerónimo, Guadaíra, Los Bermejales o el de Vega de Triana entre muchos otros.

 

La feria de Abril

Sevilla es un destino que nunca deja indiferente a nadie dado que aúna infinidad de propuesta para toda clase de turistas. Historia, arquitectura, cultura, arte, ocio, naturaleza, compras gastronomía y una gran hospitalidad de sus gentes se dan la mano para recibir a todos los viajeros. La Semana Santa es una de sus fiestas más tradicionales y famosas, pero con un aire solemne y religioso, mientras que su otra gran fiesta, la Feria de Abril es una semana de pura diversión y tradiciones alegres!

Así es la Feria de Abril

Durante una semana, la ciudad casi se paraliza para vivir esta celebración donde la música, el baile, la gastronomía y la pasión por la diversión y el buen humor son una de sus señas de identidad más claras, y que hacen que sea una fiesta que no debemos perdernos. Es algo que hay que vivir al menos una vez en la vida, cada día más turistas de todas partes del mundo planifican sus viajes a Sevilla durante la Feria de Abril y quedan enganchados y repitiendo…. es que no es para menos!

Sus orígenes no tienen nada que ver con lo que es hoy, fue creada como una feria ganadera en el año 1847, pero con el tiempo fue perdiendo esa temática y se ha convertido en un torrente de actividades, de baile y fiesta. Tiene una esencia andaluza a más no poder y por ello os encontraréis a mujeres de cualquier nacionalidad luciendo los tradicionales trajes de Sevillana.

feria de Abril en Sevilla

Más de mil casetas se instalan para proporcionar un lugar de esparcimiento para todos los vecinos de Sevilla y los visitantes. La comida y la bebida nunca faltan así como las tradicionales sevillanas, los trajes típicos, los conciertos y toda una retahíla de actividades que no nos permitirán ni un solo minuto de descanso para disfrutar hasta altas horas de la madrugada o incluso hasta llegar a ver las primeras horas del día.

casetas Feria de Abril

 

Feria de Abril 2017!

La edición de este año 2017 comienza en la madrugada del 30 de abril al 1 de mayo y durará hasta el día 7. Todo comienza con lo que se conoce como la “prueba del alumbrao” donde se encienden miles de bombillas de colores en el recinto ferial y la portada principal, dando el pistoletazo de salida a esta celebración tan popular.

alumbrao Feria de Abril

En el interior del recinto nos encontraremos con las interminables casetas, algunas privadas para las que se necesita invitación, y otras públicas. Lo que sí os podemos asegurar es que todas ellas ha sido creadas para un mismo fin, proporcionar un rato de diversión a todos sus visitantes, agasajándoles con comida, bebida, conversación y sobre todo bailar unas cuantas sevillanas.

Las Corridas

Fuera del llamado recinto ferial también se organizan numerosas actividades. este año por ejemplo, encontraréis un taller de toreo, así que poneos las pilas aquellos que hayan soñado toda la vida con ser toreros, esta es vuestra oportunidad. Hemos de decir que esta es otra de las principales atracciones de la Feria de Abril, las corridos y el toreo.

Los mejores carteles se presentan aquí y es el sueño de todo torero novato presentarse en un cartel a la famosa feria y pararse en el medio de la Maestranza. Sabemos que este arte tradicional español, es bastante controversial, y lo entendemos y respetamos. Pero si no tienes problema con las corridas y la muerte del toro, si eres de los que admira esta tradición has de ir a la Feria de Abril a ver lo mejor de lo mejor en esta rama.

Ahora estáis justo a tiempo de adquirir entradas para las corridas de este año. Entra en esta página y conoce el Cartel de los Toros y todas las actividades de las que podréis disfrutar durante esta semana de fiesta y algarabía en Sevilla.

Maestranza Feria de Abril

Una feria Internacional!

Nadie es forastero en la ciudad durante la Feria de Abril. Todo el mundo está invitado a pasárselo en grande y a hacer amigos rápidamente, las nacionalidades convergen en las distintas casetas y la feria ha ido ganando tanto auge a nivel internacional que cada año la oferta de fiesta es más variada y mezclada, sin perder su esencia eso sí! Porque es que los andaluces son los que más disfrutan y esperan su fiesta

Debemos advertiros que la vestimenta es bastante importante durante estas fechas. Para ella, el traje de flamenca o de gitana y para ellos, la vestimenta tradicional campera. En caso de no querer gastar en algo que piensas que puede que nunca vuelvas a usar, prepara tus mejores vestidos de cóctel y tu traje porque has de vestirte elegante, de eso no te quepa duda.

También hay para niños!

el Infierno en la Feria de Abril

 

Si vais con los peques, no cabe duda que les encantará pasear por el recinto ferial, ver el alumbrao y los farolillos, dar una vuelta en carreta de caballo, tan elegantes y adornadas para la fecha, también se usan para ir desde el hotel al recinto. Pero hay más… La conocida como Calle del Infierno, se engalana cada año infinidad de atracciones para niños y adultos, puestos de comida y bebida y un gran número de actividades en familia. Esta es una zona indispensable para pasar una tarde con los peques durante la Feria de Abril.

 

¿Te animas a vivir una experiencia como esta?

3 excursiones alrededor de Sevilla

Sevilla es un destino turístico que siempre tiene algo que ofrecer a todo el mundo, tanto en lo que es la propia ciudad como en sus alrededores. En este caso no te vamos a destacar clásicos como la Giralda, Catedral o la Plaza de España entre muchos otros sino algunos rincones de visita obligada alrededor de Sevilla.

Itálica, la primera ciudad fundada en Hispania

Sevilla es historia y esa historia podemos encontrarla en Itálica, ubicada en el término municipal de Santiponce, muy cerca de Sevilla. De visita obligada son el anfiteatro, donde en su tiempo contaba con una capacidad para 25.000 personas en tres niveles diferentes. También se recomienda la visita al teatro que tiene justo al lado y una visita a los resto de la ciudad

En su momento fue un importante enclave que llegó incluso a tener presencia durante la ocupación musulmana y que se reconocía con el nombre de Taliqa/Talikan. Fue abandonada en el siglo XII y desde entonces saqueada hasta 1810 cuando la zona pasó a estar protegida por orden de Napoleón.

En 1912 pasó a ser declarada como Monumento Nacional y hoy en día es un estupendo rincón para visitar, con sus antiguas casas o incluso asistir a los diferentes eventos que aquí se realizan como el Via Crucis del Aljarafe en cuaresma o los Festivales de Teatro y Danza.

Visita a Écija, un lugar con encanto alrededor de Sevilla.

alrededor de Sevilla

A unos 86 kilómetros de Sevilla y rodeada por los restos de lo que en su momento fue una muralla de gran importancia, se encuentra Écija, un destino de visita obligada en una escapada a la capital de Andalucía.

Cuenta con buenas comunicaciones, por lo que no tendremos problema en llegar, además todo está correctamente señalizado. Si no quieres preocuparte por el coche, siempre se puede tomar cualquiera de las líneas de autobús existentes.

Destacan sus palacios, iglesias y conventos, lo que le ha valido a este destino el sobrenombre de “la ciudad de las torres”. Además de ello, no podemos dejar de visitar sus plazas, sus esculturas sacras y el tranquilo ambiente que se respira en muchos rincones de este destino.

La Ruta del Tempranillo

En su tiempo, gran parte de Andalucía estuvo plagada de bandoleros, sobre todo por la zona de la sierra. En Sevilla, así como Córdoba y Málaga, se encuentra lo que se conoce como Ruta del Tempranillo, un bandolero, cuyo nombre real era José María Pelagio Hinojosa Cobacho, y que se ha convertido en uno de los grandes mitos de la historia andaluza.

ruta alrededor de Sevilla

Esta ruta, donde una parte discurre por Sevilla, está inspirada en su leyenda, una leyenda de bandido de corte romántico, muy al estilo de Robin Hood, quien robaba a los ricos para dárselo a los pobres.

En su momento fue indultado y posteriormente rehabilitado y en la visita, se pueden conocer muchos de los lugares que recorrió este bandolero. Veremos preciosos paisajes, iglesias, lagunas, ruinas arqueológicas y una gran cantidad de lugares que nos evocarán a épocas pasadas. ¿Te animas a hacer esta ruta?

Así que si ya conocéis esta fantástica ciudad o vais por muchos días a esta zona, no dejéis de conocer estos maravillosos lugares con mucho encanto y mucha historia alrededor de Sevilla. Hay muchos más que os iremos contando próximamente, si tenéis algún otro no dudéis en contarnos!

La Semana Santa en Sevilla

En España se celebran muchas fiestas de carácter religioso, entre ellas la Semana Santa, donde muchas hermandades sacan a hombros a sus imágenes en procesiones, haciendo de estas fiestas un derroche de fervor católico que se ve en muy pocos sitios del mundo. De hecho, es tan popular y destila tanto sentimiento que tanto personas que son ateas o de otras religiones no dudan en participar de una forma o de otra, hoy está considerada como un atractivo turístico, aunque los andaluces nunca la verán de esta manera, es que definitivamente la Semana Santa en Sevilla es la más importante de España.

Así es la Semana Santa en Sevilla

Se celebra desde el siglo XVI y cuenta con renombre universal, siendo un imán capaz de atraer a personas de todos los rincones del mundo para disfrutar de esta celebración, como os hemos dicho anteriormente ni si quiera la religión es un requisito para vivirla.

Durante todo el año las tallas de las Vírgenes y Cristos se cuidan y se engalanan para estar de punta en blanco para esta celebración. Pan de oro, terciopelo, plata… no falta ni un solo detalle para estas tallas que desfilarán por las principales calles de la ciudad.

Más de 50.000 personas se visten de nazarenos para participar en las 58 procesiones que se llevan a cabo. Por otro lado nos encontramos con los costaleros, quienes son los que cargan los pasos o imágenes religiosas sobre sus espaldas. También están los secretarios, que son los que llevan el martillo que da inicio a la procesión y así cada cofradía tiene su organización, porque hay que reconocer que la Semana Santa en Sevilla, es un evento de una magnitud impresionante.

Las procesiones se celebran siempre de tarde o de noche y cada una de las muchas cofradías que se dan cita en ellas tienen una ruta oficial marcada a la que asisten miles de personas devotas de determinada virgen o Cristo, donde las calles se flanquean por los espectadores que vibran e incluso lloran cuando pasan por delante de sí los costaleros con las imágenes sacras.

Las cofradías

Cada una de las cofradías sale de su iglesia y aunque no todas tienen la misma ruta, todas deben pasar por lo que se conoce popularmente como carrera oficial, comenzando en la calle Campana y acaba con la salida de la hermandad por la Catedral, volviendo a la iglesia de origen por otra ruta diferente, que ya ha sido previamente establecida.

La característica vestimenta de los cofrades se compone de túnicas, cada cofradía tiene la suya y los singulares capirotes. Estos gorros con forma puntiaguda, que cubre la cara por completo, se crearon por primera vez durante a inquisición española, era una manera de ocultar la identidad, pero a la vez se creía que con la forma alargada apuntando al cielo, se estaba más cerca del Señor.

Además de los pasos de Semana Santa, también se siente el fervor cuando se cantan las saetas, canciones flamencas que se cantan sin acompañamiento musical y que destilan desgarro y puro sentimiento, siempre dedicadas a las imágenes.

La magia del Viernes Santo

El día más importante es la madrugada del Viernes Santo, llamada popularmente “La Madrugá”, donde salen algunas de las imágenes que más fieles arrastran como la Virgen de la Esperanza de Triana, el Jesús del Gran Poder, el Cristo de los Gitanos o la Macarena, comienzan muy entrada la noche del Jueves Santo y van en procesión mientras entra el Viernes Santo, el día más importante de esta festividad religiosa.

 

Algunas de las procesiones, como la del Cristo se viven en el más cerrado de los silencios, una muestra de respeto, de dolor y de fe, que puede erizar la piel del más ateo. Otras en cambio causan la misma reacción, pero por motivos totalmente opuestos, tal es el caso de la Macarena, a la que los fieles le gritan piropos a su paso, le cantan en todo el recorrido y no solo lo que está estipulado, muchos sevillanos sueltan saetas improvisadas desde sus balcones.

Sin duda alguna, la Semana Santa es pura emotividad y sentimiento, algo que se puede ver en las lágrimas de muchas personas que viven en primera persona esta festividad tan arraigada en nuestro país. Si hasta ahora nunca lo has vivido, te alentamos a que disfrutes de este maravilloso acontecimiento, porque todo lo que podamos contarte será poco, es algo que hay que vivir en carne propia. 

 

10 razones para visitar Sevilla

Si tuviéramos que enumerar todas las razones que hay para visitar Sevilla, podríamos tardar muchísimo tiempo porque la verdad que son cientos, pero como no podemos hacer un artículo de ese largo, en esta ocasión vamos a concentrarlo todo en 10 razones por las que animarse a conocer una de las ciudades más interesantes de España.

Primera razón para visitar Sevilla

Una de sus principales razones es su gente, atenta y hospitalaria, orgullosa de que los viajeros se animen a conocer su ciudad y que no dudarán ni un momento en compartir sus conocimientos sobre cuál es el mejor lugar para ir a comer, dónde dormir, ir de compras, etc.

Segunda

El clima es uno de los grandes alicientes con los que cuenta Sevilla. Con muy pocas precipitaciones al año y con muchísimas horas de luz, podremos visitar Sevilla en cualquier momento del año sin temor a que haya mala climatología, tan solo en contadas ocasiones.

Tercera

Los lugares para visitar son una de las principales opciones de este destino. Su oferta es tal que tardaremos bastante tiempo en conocer los principales lugares de visita obligada en esta ciudad. Además de cantidad y calidad hay variedad, por lo que todo el mundo encontrará aquello que más le guste en Sevilla.

que ver en sevilla

Cuarta

Sevilla cuenta con unas excelentes comunicaciones, por lo que no nos costará llegar a ella desde cualquier lugar de España, tanto por carretera, como en tren o en avión. Además esa buena comunicación nos permitirá movernos con total comodidad por las poblaciones próximas.

Su inigualable Feria

Otra razón de peso para visitar Sevilla es por su Feria de Abril, uno de los eventos de ocio más importantes no solo de la ciudad sino de toda España. Días de música, gastronomía y de pasarlo bien con los amigos.

carreta en la Feria de Abril

La comida…

La gastronomía puede ser otra de las razones del por qué visitar este destino. Productos basados en la dieta mediterránea, ingredientes de primera calidad y un excelso recetario podrán convencer a cualquier gourmet, por exigente que éste sea. Además os encontraréis con que la calidad iguala la cantidad, si algo tienen los andaluces es que son generosos con la comida. Cada tapa es casi un plato y si os pedís tres cañas ya habréis cenado.

Séptima

Su agenda de eventos es tan amplia que podríamos decir que no habrá ni un solo día en el que la ciudad no nos ofrezca absolutamente nada. En Sevilla siempre hay cosas que hacer, tanto para los mayores como para los más pequeños.

Octava

Si os gusta la historia y la arquitectura, Sevilla será una verdadera delicia para que la conozcamos. Cuenta con muchas construcciones que a pesar de los siglos continúan en pie y pueden ser visitadas en cualquier momento del año. El Real Alcázar, la Catedral con la Giralda, La Cartuja, El Archivo de Indias y la Torre del Oro son algunos de los monumentos más destacados y por supuesto… El Parque María Luisa, no podemos olvidar este magnífico recinto… y es que no hay dos como él!

conocer la catedral de sevilla

Sus Tradiciones

Para los más devotos, la Semana Santa es uno de los máximos exponentes de la cristiandad en esta ciudad y una razón de peso para visitar Sevilla. La devoción se da la mano con el arte y son miles de personas las que vienen de todos los rincones del mundo para vivir algo tan especial como esto. No hay palabras para describir lo que se siente el vivir en carne propia la devoción de los andaluces, y vivir el pasar de una de las solemnes procesiones será algo que no olvidaréis jamás.

nazarenos de semana santa en sevilla

Última, pero no menos importante.

Por último os decimos que el aire y arte que se respira en Andalucía, y en este caso en Sevilla, no tiene comparación. Entrar a un tablao, escuchar una guitarra flamenca en la calle, y sobretodo ver los espectáculos más auténticos en el Barrio de Triana, son una de las razones más originales, más alegres y más maravillosas que os encontraréis para conocer este destino que no tiene comparación… que bien lo dice la canción… Sevilla tiene su duende…

¿Te parecen pocas razones para visitar un destino como éste?

Indispensables en Sevilla: El Real Alcázar

Sevilla es de esos destinos que se dejan conocer desde el primer momento y que no duda en dar lo mejor de sí a todo aquel que se anime a visitarla. Cuenta con un gran número de tesoros de bella factura como la Giralda, la Torre del Oro, la Plaza de España o el lugar del que os vamos a hablar en este artículo, el Real Alcázar, otro de los indispensables en nuestra visita a esta ciudad.

Así es el Real Alcázar

El Real Alcázar es un conjunto de diferentes palacios rodeado por una muralla cuyos orígenes se remontan a la Alta Edad Media. Siglos después, exactamente en el XIV, Pedro I el Cruel reedificó un antiguo edificio almohace para habilitarlo como residencia real. Un detalle importante sobre su arquitectura es que cuenta con pinceladas de muchas épocas diferentes aunque sobre todo domine el estilo mudéjar y también el renacentista.

patio Real Alcazar

Se encuentra en pleno centro de la ciudad y puede presumir de ser uno de los palacios más antiguos del mundo y por el que han pasado diferentes etapas de importancia en tiempo. Desde finales del siglo XI hasta nuestros días, este palacio ha convivido muchas de las diferentes culturas que han pasado por la ciudad, siendo un fiel testigo de la historia y haciendo que sea uno de los lugares de obligada visita en la ciudad.

Este palacio-fortaleza fue construido en el siglo III por orden de Abd Al Raman y está formado por un gran número de salas con una ornamentación muy cuidada con artesonados, yeserías y alicatados que combinan perfectamente con los preciosos jardines y el agua, haciendo un conjunto arquitectónico que impresiona desde el primer momento.

Detalles, detalles, detalles…

Dentro de este palacio destacan el Patio de las Muñecas, el cual cuenta con una curiosa colección de capiteles o el famoso Patio de las Doncellas, repleto de zócalos de azulejo.

Con las aportaciones renacentistas en cuanto a su arquitectura se aumentó la belleza de esta construcción repleto de preciosas zonas como los Salones de Carlos V, dónde destaca sobre todo su bonito estilo renacentista. Tampoco podemos olvidarnos de otras zonas de visita obligada como los salones interiores, repletos de fastuosos tapices que nos cuentan la conquista de Túnez por Carlos V.

detalles Real Alcazar

De visita obligada también son el conocido altar de azulejos de Francisco Niculoso Pisano, del año 1504, o también el precioso retablo pictórico dedicado a la Virgen de los Navegantes que hay en el Cuarto del Almirante.

Las aportaciones arquitectónicas no solo se quedan en el estilo mudéjar o renacentista sino que más próximo en el tiempo, exactamente en el siglo XIX, también dejaron su sello, con diferentes reformas, aportando mobiliario, tapices, pinturas y lámparas de cristal de la Granja.

Información general

Si quieres visitar el Real Alcázar recuerda que abre todos los días entre las 09:00h y las 17:00h. Ofrece la opción de visitar el Cuarto Real Alto, en horario de 10:00h a 13:30h.

El precio general es de 9,50€ e incluye visita al Antiquarium. La audioguía tiene un precio de 5€ y el precio de jubilados y estudiantes hasta 25 años (bajo acreditación) será de 2€. Los menores de 16 años, nacidos y residentes en Sevilla capital y discapacitados tendrán la entrada gratuita los lunes de 16:00h a 17:00h.

La Sevilla romana: Itálica

Sevilla es una auténtica sorpresa para todo el mundo, cuenta con un gran legado histórico que podemos ver reflejado a cada paso, como por ejemplo sucede con uno de sus dos asentamientos de época romana principales llamado Itálica, una ciudad antigua que se remonta al año 206 antes de Cristo tal como demuestran las primeras referencias. Se encuentra en la próxima localidad de Santiponce y es una de las mejores visitas que se pueden hacer en este destino que se encuentra a escasos 7 kilómetros de Sevilla.

Fue una importante ciudad durante la época musulmana, aunque por aquel entonces se llamó Talikah/Taliqa. En el siglo XII fue abandonada y pasó a manos de los cristianos, los cuales la llamaron Sevilla la Vieja y durante el paso el tiempo fue expoliada constantemente hasta que pasó a estar protegida por las tropas de Napoleón en el año 1810 aproximadamente.

Este Monumento Nacional es sede de muchos eventos diferentes como los Festivales de Teatro y Danza, el Cross Internacional de Itálica o el Vía Crucis del Aljarafe durante la temporada de cuaresma.

Itálica, lo que no debemos perdernos

Son muchos rincones los que debemos visitar en Itálica, como por ejemplo el Museo, ubicado junto a la entrada. En él podemos admirar diferentes objetos que fueron hallados con el paso del tiempo, aunque para ver las piezas más importantes hay que irse hasta el Museo Arqueológico de Sevilla.

La ciudad y sus casas también son dignas de visita. Se encuentran tras el anfiteatro. Aquí está lo que se conoce como Nova Urbs, el barrio que fue construido gracias a la iniciativa de Adriano en los albores del siglo II, lo que nos dará un feedback de cómo era la vida en aquellos momentos de la historia.

Tras los restos de la muralla se puede dar un paseo por sus calles enlosadas flanqueadas de aceras porticadas y de cipreses, algo que nos remonta muchos siglos atrás en el tiempo. Tampoco debemos dejar de visitar las Termas Mayores, los baños públicos que ocupan una gran manzana de la que no se ha descubierto toda y que seguro que esconde muchos e interesantes detalles.

italica mosaicos

 

Las casas de Itálica son otro motivo de visita, impresionan desde el primer momento. Se trata de de edificaciones señoriales construidas alrededor de un patio central, con varias habitaciones ornamentadas con preciosos mosaicos. De este lugar destaca sobre todo la Casa de Exedra, la cual ocupa una gran extensión y está acompañada por una preciosa fuente, palestra y termas entre otros edificios.

No hay que olvidarse de otros rincones de inexcusable visita como el Anfiteatro, uno de los lugares más impresionantes de Itálica. Cuenta con una capacidad para 25.000 espectadores y en su momento fue uno de los mayores anfiteatros del imperio, con tres niveles de gradas.

Otros rincones de interés son la Casa del Planetario, donde encontramos el mosaico que le da nombre a esta casa. La Casa de los Pájaros, donde se ha recreado la vivienda de cómo era por aquel entonces, con un jardín porticado, mosaicos y peristilo.

La Casa de Neptuno también es otro de los rincones recomendables para visitar, con sus habitaciones decoradas con mosaicos y unas termas. Para finalizar, también os recomendamos el Traianeum, un templo dedicado a Trajano, el cual está flanqueado por una plaza porticada con exedras.

¿Aún no conoces un lugar tan especial como Itálica?

¿Qué ver en Sevilla?

Sevilla es una ciudad que gracias a su clima y a sus muchos rincones para visitar, consigue atraer a miles de viajeros todo el año. No importa lo que busquen los turistas, esta ciudad ofrece infinidad de propuestas para todos los gustos. En este artículo vamos a recomendarte algunos de los mejores rincones para visitar en Sevilla,  un destino precioso en cualquier momento del año.

Lo que no te puedes perder

Si hay un símbolo de Sevilla para el mundo ese es la Giralda, esta torre se remonta a la época de Al-Andalús y su belleza hizo que fuera preservada para formar parte de la maravillosa Catedral. En un principio la Giralda era el Alminar de la antigua Mezquita de Aljama, sobre la que posteriormente se construyó la Catedral, un auténtico tesoro arquitectónico, tanto por dentro como por fuera. Sin duda son dos estupendos lugares, la mejor manera para comenzar la visita en este destino.

Cerca encontraréis otro rincón de visita obligada es el Real Alcázar de Sevilla, considerado como el palacio real que más tiempo ha estado en activo en el continente europeo. De este lugar destaca el Patio de las Doncellas o La Sala de los Reyes.A pocos metros se encuentra otro famoso monumento que os aconsejamos visitar, es el Archivo General de Indias lugar donde antaño se guardaba toda la información de las colonias españolas, algo que aún se conserva en sus más de 9 kilómetros de estanterías repletas de piezas de gran valor histórico.

Alcazar de Sevilla-min

De allí podéis salir de la zona antiguamente amurallada y caminar al margen izquierdo del Guadalquivir, este paseo os dará unas hermosas vistas de la ciudad, y a la vez encontraréis  la plaza de toros de La Maestranza, y frente a ésta la famosa Torre del Oro, que antaño hacía pareja con la Torre de la Plata y estaban unidas a través de una muralla. Hoy en día la torre alberga el Museo Naval de Sevilla.

Así es Triana, el Barrio más especial de Sevilla

Si hay un barrio de visita obligada en Sevilla ese es el de Triana, en la zona oeste de la ciudad, al otro lado del río cruzando el Puente de Isabel II. Nació como un barrio de obreros, marineros y alfareros principalmente, pero hoy destaca como cuna de artistas, bailaoras, cantantes toreros y por su animada vida nocturna, con ese sabor especial que tiene Sevilla. Es uno de los clásicos de la ciudad que no puedes dejar de visitar.

“Las setas de Sevilla”, es el nombre popular que le han dado los sevillanos al Metropol Parasol, construcción moderna en forma de seta que se encuentra en la Plaza de la Encarnación. Esta estructura fue diseñada por el alemán Jürgen Mayer y fue finalizada en 2011. Tiene una altura de 26 metros y en su parte superior alberga un mirador que nos proporciona una estupenda panorámica de la ciudad. En el sótano de la misma construcción se alberga un impresionante recinto arqueológico, las ruinas que aquí veréis salieron a luz durante las obras de construcción y son impresionantes.

No hay visita a Sevilla que se precie si no se visita la Alameda de Hércules, uno de los lugares más sevillanos de la ciudad, aquí se encuentran los residentes para un café, para ir de tapas o cenar, es un lugar maravilloso para degustar la gastronomía local. Sin duda es uno de los paseos más importantes que podemos característicos en el casco antiguo y puede presumir de ser el jardín público más antiguo de Europa.

Plaza de España Sevilla

Por último, pero no menos importante.

Tampoco podemos olvidarnos de rincones tan importantes como el Monasterio de la Cartuja increíble lugar con una historia milenaria, la Plaza del Salvador o el espectacular Parque de María Luisa en el que encontraréis la inigualable Plaza España, emblema de la ciudad por su belleza y su auténtica decoración de azulejos sevillanos. Sin duda, estamos ante una de las ciudades que mejor se dejan conocer de todas cuantas hay en España, sus tradiciones y su arte, la hospitalidad y la alegría de gente, todo en ella converge para hacer un viaje de memorias inigualables.

 ¿Aún vas a continuar resistiéndote a conocer un destino tan impresionante como este?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies