Etiqueta: Turismo en Sevilla

Zonas verdes de Sevilla

Sevilla es una ciudad que puede presumir de tener infinidad de propuestas para todos los viajeros y que deja enamorado a todos los que la visitan. Hay una gran oferta cultural y entre ellas se encuentran las zonas verdes de Sevilla. Son espacios ideales para relajarse, desconectar del caos de la ciudad, dar un paseo, ir con los niños, leer un libro, tomar el sol, aprender sobre esta ciudad o simplemente disfrutar del momento.

Zonas verdes de Sevilla

El Parque del Alamillo es una de las grandes zonas verdes de la ciudad y cuenta con una enorme extensión, un total de 120 hectáreas. Se encuentra en la Isla de la Cartuja y fue recuperado con motivo de la Expo 92 de Sevilla.

Cuenta con dos lagos y tiene un variado numero de infraestructuras deportivas, lúdicas y recreativas, para que todo el mundo pueda disfrutar de este entorno.

El Parque del Tamarguillo cuenta con 96 hectáreas y en él podemos encontrar diferentes espacios abiertos así como reforestaciones de plantas autóctonas, cuenta con un humedal muy peculiar y también preserva algunas especies vegetales. 

Un estupendo rincón para pasear y disfrutar de la naturaleza en Sevilla es el Parque Amate. Es un parque urbano inaugurado en el año 1987 y es una delicia pasear por él, disfrutando de sus jardines, su fuente, diferentes caminos que recorren casi 32 hectáreas y doble alineación de árboles flanqueando los caminos donde encontraremos mimosas, manzanos, jacarandas, cipreses, naranjos, adelfas, plátanos de sombra, olivos o palmeras entre muchas otras propuestas.

Un indispensable en Sevilla, el Parque María Luisa

Una de las zonas verdes de Sevilla más conocidas en todas partes es el Parque de María Luisa. Con sus 34 hectáreas es uno de los más visitados de la capital hispalense. Los terrenos donde se encuentra formaban parte de los jardines privados pertenecientes al Palacio de San Telmo aunque en el año 1893 la Infanta María Luisa los donó a la ciudad.

Parque María Luisa Sevilla

Dentro de este parque se encuentran lugares y edificios emblemáticos de la ciudad como la Plaza España o edificios construidos para la Exposición Iberoamericana de 1929, entre los que destaca el pabellón de Marruecos. Es un lugar con muchísimo encanto que definitivamente debe encabezar la lista de cualquier visita a Sevilla.

En una visita a Sevilla no hay que dejar de lado al Parque de Miraflores, con una superficie de 940.000 metros cuadrados. Su interior cuenta con la única laguna natural urbana que hay en toda Sevilla y puede presumir de contar con una vegetación muy variada.

Más parques y jardines de Sevilla

Otro de los parques que tienen un lago en Sevilla es el de la Infanta Elena, inaugurado en 1977 y que está compuesto por una gran masa de árboles y plantas, un lago y una isleta natural en el que viven muchos patos. De su vegetación, este parque puede presumir de tener cipreses, adelfas, eucaliptos, olmos, catalpas, etc. Además también ofrece muchas zonas de juego para los niños y aparatos para hacer deporte a cualquier edad.

Finalizamos con uno de los conjuntos botánicos más importantes de Sevilla, el Parque José Celestino Mutis. Se encuentra al Sur de Sevilla y ocupa parte de lo que fue en su momento el Tamarguillo. En este rincón se pueden ver varios ambientes bioclimáticos diferentes como el tropical, subtropical, mediterráneo y continental, las cuales están acompañadas de una cuidada variedad botánica que llega hasta las 150 especies diferentes.

Otras de las zonas verdes de Sevilla a las que podéis acercaros si queda tiempo son el Parque de los Príncipes, el de San Jerónimo, Guadaíra, Los Bermejales o el de Vega de Triana entre muchos otros.

 

3 excursiones alrededor de Sevilla

Sevilla es un destino turístico que siempre tiene algo que ofrecer a todo el mundo, tanto en lo que es la propia ciudad como en sus alrededores. En este caso no te vamos a destacar clásicos como la Giralda, Catedral o la Plaza de España entre muchos otros sino algunos rincones de visita obligada alrededor de Sevilla.

Itálica, la primera ciudad fundada en Hispania

Sevilla es historia y esa historia podemos encontrarla en Itálica, ubicada en el término municipal de Santiponce, muy cerca de Sevilla. De visita obligada son el anfiteatro, donde en su tiempo contaba con una capacidad para 25.000 personas en tres niveles diferentes. También se recomienda la visita al teatro que tiene justo al lado y una visita a los resto de la ciudad

En su momento fue un importante enclave que llegó incluso a tener presencia durante la ocupación musulmana y que se reconocía con el nombre de Taliqa/Talikan. Fue abandonada en el siglo XII y desde entonces saqueada hasta 1810 cuando la zona pasó a estar protegida por orden de Napoleón.

En 1912 pasó a ser declarada como Monumento Nacional y hoy en día es un estupendo rincón para visitar, con sus antiguas casas o incluso asistir a los diferentes eventos que aquí se realizan como el Via Crucis del Aljarafe en cuaresma o los Festivales de Teatro y Danza.

Visita a Écija, un lugar con encanto alrededor de Sevilla.

alrededor de Sevilla

A unos 86 kilómetros de Sevilla y rodeada por los restos de lo que en su momento fue una muralla de gran importancia, se encuentra Écija, un destino de visita obligada en una escapada a la capital de Andalucía.

Cuenta con buenas comunicaciones, por lo que no tendremos problema en llegar, además todo está correctamente señalizado. Si no quieres preocuparte por el coche, siempre se puede tomar cualquiera de las líneas de autobús existentes.

Destacan sus palacios, iglesias y conventos, lo que le ha valido a este destino el sobrenombre de “la ciudad de las torres”. Además de ello, no podemos dejar de visitar sus plazas, sus esculturas sacras y el tranquilo ambiente que se respira en muchos rincones de este destino.

La Ruta del Tempranillo

En su tiempo, gran parte de Andalucía estuvo plagada de bandoleros, sobre todo por la zona de la sierra. En Sevilla, así como Córdoba y Málaga, se encuentra lo que se conoce como Ruta del Tempranillo, un bandolero, cuyo nombre real era José María Pelagio Hinojosa Cobacho, y que se ha convertido en uno de los grandes mitos de la historia andaluza.

ruta alrededor de Sevilla

Esta ruta, donde una parte discurre por Sevilla, está inspirada en su leyenda, una leyenda de bandido de corte romántico, muy al estilo de Robin Hood, quien robaba a los ricos para dárselo a los pobres.

En su momento fue indultado y posteriormente rehabilitado y en la visita, se pueden conocer muchos de los lugares que recorrió este bandolero. Veremos preciosos paisajes, iglesias, lagunas, ruinas arqueológicas y una gran cantidad de lugares que nos evocarán a épocas pasadas. ¿Te animas a hacer esta ruta?

Así que si ya conocéis esta fantástica ciudad o vais por muchos días a esta zona, no dejéis de conocer estos maravillosos lugares con mucho encanto y mucha historia alrededor de Sevilla. Hay muchos más que os iremos contando próximamente, si tenéis algún otro no dudéis en contarnos!

La Semana Santa en Sevilla

En España se celebran muchas fiestas de carácter religioso, entre ellas la Semana Santa, donde muchas hermandades sacan a hombros a sus imágenes en procesiones, haciendo de estas fiestas un derroche de fervor católico que se ve en muy pocos sitios del mundo. De hecho, es tan popular y destila tanto sentimiento que tanto personas que son ateas o de otras religiones no dudan en participar de una forma o de otra, hoy está considerada como un atractivo turístico, aunque los andaluces nunca la verán de esta manera, es que definitivamente la Semana Santa en Sevilla es la más importante de España.

Así es la Semana Santa en Sevilla

Se celebra desde el siglo XVI y cuenta con renombre universal, siendo un imán capaz de atraer a personas de todos los rincones del mundo para disfrutar de esta celebración, como os hemos dicho anteriormente ni si quiera la religión es un requisito para vivirla.

Durante todo el año las tallas de las Vírgenes y Cristos se cuidan y se engalanan para estar de punta en blanco para esta celebración. Pan de oro, terciopelo, plata… no falta ni un solo detalle para estas tallas que desfilarán por las principales calles de la ciudad.

Más de 50.000 personas se visten de nazarenos para participar en las 58 procesiones que se llevan a cabo. Por otro lado nos encontramos con los costaleros, quienes son los que cargan los pasos o imágenes religiosas sobre sus espaldas. También están los secretarios, que son los que llevan el martillo que da inicio a la procesión y así cada cofradía tiene su organización, porque hay que reconocer que la Semana Santa en Sevilla, es un evento de una magnitud impresionante.

Las procesiones se celebran siempre de tarde o de noche y cada una de las muchas cofradías que se dan cita en ellas tienen una ruta oficial marcada a la que asisten miles de personas devotas de determinada virgen o Cristo, donde las calles se flanquean por los espectadores que vibran e incluso lloran cuando pasan por delante de sí los costaleros con las imágenes sacras.

Las cofradías

Cada una de las cofradías sale de su iglesia y aunque no todas tienen la misma ruta, todas deben pasar por lo que se conoce popularmente como carrera oficial, comenzando en la calle Campana y acaba con la salida de la hermandad por la Catedral, volviendo a la iglesia de origen por otra ruta diferente, que ya ha sido previamente establecida.

La característica vestimenta de los cofrades se compone de túnicas, cada cofradía tiene la suya y los singulares capirotes. Estos gorros con forma puntiaguda, que cubre la cara por completo, se crearon por primera vez durante a inquisición española, era una manera de ocultar la identidad, pero a la vez se creía que con la forma alargada apuntando al cielo, se estaba más cerca del Señor.

Además de los pasos de Semana Santa, también se siente el fervor cuando se cantan las saetas, canciones flamencas que se cantan sin acompañamiento musical y que destilan desgarro y puro sentimiento, siempre dedicadas a las imágenes.

La magia del Viernes Santo

El día más importante es la madrugada del Viernes Santo, llamada popularmente “La Madrugá”, donde salen algunas de las imágenes que más fieles arrastran como la Virgen de la Esperanza de Triana, el Jesús del Gran Poder, el Cristo de los Gitanos o la Macarena, comienzan muy entrada la noche del Jueves Santo y van en procesión mientras entra el Viernes Santo, el día más importante de esta festividad religiosa.

 

Algunas de las procesiones, como la del Cristo se viven en el más cerrado de los silencios, una muestra de respeto, de dolor y de fe, que puede erizar la piel del más ateo. Otras en cambio causan la misma reacción, pero por motivos totalmente opuestos, tal es el caso de la Macarena, a la que los fieles le gritan piropos a su paso, le cantan en todo el recorrido y no solo lo que está estipulado, muchos sevillanos sueltan saetas improvisadas desde sus balcones.

Sin duda alguna, la Semana Santa es pura emotividad y sentimiento, algo que se puede ver en las lágrimas de muchas personas que viven en primera persona esta festividad tan arraigada en nuestro país. Si hasta ahora nunca lo has vivido, te alentamos a que disfrutes de este maravilloso acontecimiento, porque todo lo que podamos contarte será poco, es algo que hay que vivir en carne propia. 

 

Los mejores bares de tapas en Sevilla

Si hay algo que caracteriza a un lugar como es Sevilla es su gastronomía, siempre elaborada con variados productos de máxima calidad para ofrecer a todos el mundo un auténtico universo de sabores, tanto si se va de restaurante como si se prefiere hacer algo tan especial como irse de tapas. Si hablamos de tapas, te invitamos a que continúes leyendo este artículo porque queremos compartir contigo algunos de los mejores bares de tapas en Sevilla que te harán disfrutar de esta ciudad hasta en el paladar.

Los mejores bares para ir de tapas en Sevilla

En la calle San Jorge se encuentra el bar Casa Manolo, un estupendo local dotado de una buena decoración y una variada carta repleta de tentaciones como las pavías, fritos de pescado, croquetas caseras, serranitos de cerdo, flamenquines, pez espada empanado, montaditos, chocos, etc. Lo mejor su variedad y la relación calidad-precio.

En la calle Orfila está un establecimiento llamado Cañabota, un lugar que no es demasiado grande pero que ofrece toda una retahíla de elaboraciones a las que será muy difícil resistirse. Entre sus especialidades están las sardinas con compota de tomate, pulpo con agua de patata y algas, ostras a la parrilla o navajas con panceta y salsa verde entre muchas otras elaboraciones.Si quieres salirte de lo normal y probar algo diferente, tu lugar está en el Ponme Dos, en la Ronda de Triana. En este bar podremos encontrar propuestas como hamburguesa de atún de almadraba con tomate y mayonesa de plancton, albóndigas morunas con salsa de yogur, huevos fritos rellenos de gambas y setas o pulpo braseado con hummus. Sin duda una innovación en las tapas en Sevilla.

Innovando poco

Otro lugar de tapeo diferente es La cata ciega, en la calle Zaragoza, un establecimiento de calidad que nos sorprende con muchas propuestas diferentes que van desde los clásicos guisos y elaboraciones de toda la vida hasta propuestas como crema de apio con queso de cabra, bacalao confitado, carrillá de jabalí, tarantelo de atún marinado con algas, etc.

En la calle Galera se encuentra La Brunilda tapas un establecimiento que destaca por sus elaboraciones mediterráneas. No tiene una carta demasiado extensa pero su elaboración y presentación son excelentes. Podemos degustar pulpo con parrillada de verduras, presa sobre batatas glaseadas, buñuelos de bacalao con alioli de pera, etc.

Desde otros continentes a Sevilla

En el Mercado de la Feria, Local 92, se encuentra el Condendé, un pequeño establecimiento que tiene una cocina excelente donde se dan la mano diferentes clases de gastronomías. Entre su carta encontraremos productos de India, Japón o Italia, eso sí, siempre con la gastronomía andaluza como eje vertebrador. porque puede que todo sean tapas en Sevilla, pero no hemos dicho que tengan que ser españolas.

Finalizamos con Majaretta, en la calle Aracena, un lugar donde la tradición no está tan presente como en otros establecimientos. Nigiris de salmón y makis de secreto ibérico hacen de la fusión con la cocina japonesa algo espectacular. A todo ello hay que sumar propuestas tan tentadoras como son los canelones de buey, la quesada pasiega, un buen confit de pato con peras o las deliciosas alcachofas con almendras entre muchas otras propuestas.

¿Te animas a saborear Sevilla?

10 razones para visitar Sevilla

Si tuviéramos que enumerar todas las razones que hay para visitar Sevilla, podríamos tardar muchísimo tiempo porque la verdad que son cientos, pero como no podemos hacer un artículo de ese largo, en esta ocasión vamos a concentrarlo todo en 10 razones por las que animarse a conocer una de las ciudades más interesantes de España.

Primera razón para visitar Sevilla

Una de sus principales razones es su gente, atenta y hospitalaria, orgullosa de que los viajeros se animen a conocer su ciudad y que no dudarán ni un momento en compartir sus conocimientos sobre cuál es el mejor lugar para ir a comer, dónde dormir, ir de compras, etc.

Segunda

El clima es uno de los grandes alicientes con los que cuenta Sevilla. Con muy pocas precipitaciones al año y con muchísimas horas de luz, podremos visitar Sevilla en cualquier momento del año sin temor a que haya mala climatología, tan solo en contadas ocasiones.

Tercera

Los lugares para visitar son una de las principales opciones de este destino. Su oferta es tal que tardaremos bastante tiempo en conocer los principales lugares de visita obligada en esta ciudad. Además de cantidad y calidad hay variedad, por lo que todo el mundo encontrará aquello que más le guste en Sevilla.

Cuarta

Sevilla cuenta con unas excelentes comunicaciones, por lo que no nos costará llegar a ella desde cualquier lugar de España, tanto por carretera, como en tren o en avión. Además esa buena comunicación nos permitirá movernos con total comodidad por las poblaciones próximas.

Su inigualable Feria

Otra razón de peso para visitar Sevilla es por su Feria de Abril, uno de los eventos de ocio más importantes no solo de la ciudad sino de toda España. Días de música, gastronomía y de pasarlo bien con los amigos.

La comida…

La gastronomía puede ser otra de las razones del por qué visitar este destino. Productos basados en la dieta mediterránea, ingredientes de primera calidad y un excelso recetario podrán convencer a cualquier gourmet, por exigente que éste sea. Además os encontraréis con que la calidad iguala la cantidad, si algo tienen los andaluces es que son generosos con la comida. Cada tapa es casi un plato y si os pedís tres cañas ya habréis cenado.

Séptima

Su agenda de eventos es tan amplia que podríamos decir que no habrá ni un solo día en el que la ciudad no nos ofrezca absolutamente nada. En Sevilla siempre hay cosas que hacer, tanto para los mayores como para los más pequeños.

Octava

Si os gusta la historia y la arquitectura, Sevilla será una verdadera delicia para que la conozcamos. Cuenta con muchas construcciones que a pesar de los siglos continúan en pie y pueden ser visitadas en cualquier momento del año. El Real Alcázar, la Catedral con la Giralda, La Cartuja, El Archivo de Indias y la Torre del Oro son algunos de los monumentos más destacados y por supuesto… El Parque María Luisa, no podemos olvidar este magnífico recinto… y es que no hay dos como él!

Sus Tradiciones

Para los más devotos, la Semana Santa es uno de los máximos exponentes de la cristiandad en esta ciudad y una razón de peso para visitar Sevilla. La devoción se da la mano con el arte y son miles de personas las que vienen de todos los rincones del mundo para vivir algo tan especial como esto. No hay palabras para describir lo que se siente el vivir en carne propia la devoción de los andaluces, y vivir el pasar de una de las solemnes procesiones será algo que no olvidaréis jamás.

 

Última, pero no menos importante.

Por último os decimos que el aire y arte que se respira en Andalucía, y en este caso en Sevilla, no tiene comparación. Entrar a un tablao, escuchar una guitarra flamenca en la calle, y sobretodo ver los espectáculos más auténticos en el Barrio de Triana, son una de las razones más originales, más alegres y más maravillosas que os encontraréis para conocer este destino que no tiene comparación… que bien lo dice la canción… Sevilla tiene su duende…

¿Te parecen pocas razones para visitar un destino como éste?

5 rincones únicos de Sevilla

Visitar Sevilla es elegir correctamente porque pocas ciudades españolas pueden ofrecer tanto. Es una ciudad con muchos siglos de historia, la capital de Andalucía y con muchos rincones por descubrir en cualquier momento del año gracias a su benigno clima.

Son muchos los rincones que podemos visitar en esta ciudad, aunque nosotros hemos preparado varias recomendaciones que seguramente os sorprenderán.

Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla es uno de los rincones de visita obligada, es la tercera más grande del mundo y es visitada por millones de turistas cada año. Se encuentra en el Barrio de Santa Cruz y es uno de los grandes tesoros de la ciudad gracias a su excelente conservación. No podéis olvidaros la cámara de fotos o la de vídeo porque es de esos lugares que siempre querréis recordar, aunque siempre se puede volver a Sevilla en cualquier momento.

Barrio de Triana

La ciudad está repleta de barrios pero si hay uno por excelencia ese es el de Triana, el más antiguo de la ciudad. Este barrio que se asoma al Guadalquivir como si fuera un balcón aúna historia, tradición, cultura y arte, convirtiéndose en uno de los must de visitas a Sevilla.

No hay nada como perderse por sus calles y disfrutar del excelente ambiente que aquí se respira. Destaca sobre todo la hospitalidad y cercanía de sus vecinos así como por sus plazas, calles empedradas, casas de blanco impoluto o incluso el famoso puente de Triana entre otros.

Plazas de España

Nuestra tercera recomendación es la Plaza de España, lugar de encuentro, historia y esparcimiento donde los haya en Sevilla. Fue construida con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 y desde entonces se ha convertido en uno de los rincones de visita obligada en la capital hispalense.

Esta plaza está flanqueada por dos torres y un gran número de bancos que representan a las diferentes provincias españolas. Ha sido escenario de muchas películas de Hollywood. ¿Conoces alguna película donde aparezca? Seguro que sí.

Parque de María Luisa

El Parque de María Luisa es otra interesante recomendación dado que es el parque más famoso de la ciudad y declarado como Bien de Interés Cultural. Es el pulmón verde de la ciudad y es una auténtica delicia pasear por él.

Debemos visitar sus muchas fuentes y canales al más puro estilo árabe, el Pabellón de Bellas artes, el Pabellón Mudéjar y el Pabellón Real, todos ellos en la Plaza de América, así como muchos otros rincones de bonita factura arquitectónica.

Torre de los Perdigones

Finalizamos desde la Torre de los Perdigones, una de las atalayas de la ciudad. Se encuentra en el barrio de San Gil, al lado de los accesos construidos para la Expo de Sevilla. Fue restaurada en el año 2005 y es una pequeña joya que da la mano a muchos grandes monumentos sevillanos y que nos proporcionará unas excelentes vistas de la ciudad desde sus casi 50 metros de altura.

Con todos estos rincones tan especiales… ¿aún no conoces este destino?

Curiosidades de la Plaza de España en Sevilla

Todos sabemos que Sevilla es uno de esos destinos que siempre consigue sorprender y deja a todos con ganas de volver. Cuenta con muchos tesoros arquitectónicos y si hay uno que destaca y que sorprende a todos los que visitan esta ciudad es la Plaza de España, en el Parque de María Luisa.

Desde que fue construida para la Exposición Iberoamericana del año 1929, ha recibido a millones de turistas de todo el mundo,  tanto si ya lo conocéis como si vais a ir por primera vez, aquí os contamos cosas que estamos seguros que os sorprenderán. Sigue adelante y verás.

Esta plaza esta llena de detalles

panorámica Plaza de España

Además de ser uno de los rincones más visitados de la ciudad es uno de los más internacionales, ha salido en muchas producciones cinematográficas de Hollywood. Entre ellas destacan Lawrence de Arabia, El viento y el León, Star Wars: El ataque de los clones, 1492: La conquista del paraíso o más recientemente, El dictador e incluso en series de televisión como Allí abajo.

Cuando decimos que la Plaza de España de Sevilla impresiona a todo el mundo, sean personas de a pie o monarcas., lo decimos en serio. De hecho cuentan que cuando el rey Alfonso XII acudió a supervisar la obra de Aníbal González se quedó asombrado y dijo algo así como: “sabía que esto era bonito, pero no tanto”.

Símbolos y Alegorías

La plaza fue diseñada por el arquitecto sevillano Aníbal González y destaca por su forma semi-elíptica, su amplitud y también por el edificio que la bordea. Todos los detalles simbolizan algo por ejemplo el edificio tiene forma de brazos extendidos y mira al Guadalquivir, que era la mayor conexión con América años atrás, el arquitecto quería abrir los brazos a las tierras hermanas.

En el centro de este monumento hay una gran fuente rodeada por un canal de agua, este es cruzado por cuatro puentes que representas los 4 principales reinos que existieron siglos atrás y de cuya unión resultó el estado Español.

Cuando fue construida, se planeó que tras la Exposición Iberiamericana  el edificio albergase la Universidad de Sevilla, pero al final resultó ser la sede de organismos de gobierno, como la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir o la Delegación de Gobierno en Andalucía.

Casi todo el país en la Plaza de España

Bordeando la plaza tendría que haber 50 bancos en lugar de los 48 que hay Plaza de España Sevillaactualmente pues, estos bancos representan las provincias españolas. Lo cierto es que cuando la plaza se construyó, Canarias solamente tenía una provincia y hasta años después el archipiélago no se dividiría en dos (Gran Canaria y Tenerife). Además, Sevilla no aparece representada junto al resto de las provincias españolas dado que cuenta con presencia en cuatro murales de esta plaza.

La distribución alfabética de las provincias no se respeta en la provincia de Navarra , esto se debe a que cuando finalizó la Exposición Iberoamericana de 1929 se quitó un azulejo específico llamado La muerte de García IV de Navarra, porque se consideró que era demasiado violento.

Por ello, los maestros ceramistas lo cambiaron por El reparto del Reino de Navarra, donde se puede ver al rey rodeado de sus hijos. Esto hizo que se cambiase el encabezado de Navarra por el de Pamplona, alterando así el orden alfabético.

Para finalizar, no hay que olvidar que aquellas personas que visiten este precioso rincón sevillano, deben recorrer los 48 bancos con los que cuenta, porque también conocerán a 48 personajes ilustres de la historia de España.

¿Conocías todas estas curiosidades sobre la Plaza de España de Sevilla?

¿Qué ver en Sevilla?

Sevilla es una ciudad que gracias a su clima y a sus muchos rincones para visitar, consigue atraer a miles de viajeros todo el año. No importa lo que busquen los turistas, esta ciudad ofrece infinidad de propuestas para todos los gustos. En este artículo vamos a recomendarte algunos de los mejores rincones para visitar en Sevilla,  un destino precioso en cualquier momento del año.

Lo que no te puedes perder

Si hay un símbolo de Sevilla para el mundo ese es la Giralda, esta torre se remonta a la época de Al-Andalús y su belleza hizo que fuera preservada para formar parte de la maravillosa Catedral. En un principio la Giralda era el Alminar de la antigua Mezquita de Aljama, sobre la que posteriormente se construyó la Catedral, un auténtico tesoro arquitectónico, tanto por dentro como por fuera. Sin duda son dos estupendos lugares, la mejor manera para comenzar la visita en este destino.

Cerca encontraréis otro rincón de visita obligada es el Real Alcázar de Sevilla, considerado como el palacio real que más tiempo ha estado en activo en el continente europeo. De este lugar destaca el Patio de las Doncellas o La Sala de los Reyes.A pocos metros se encuentra otro famoso monumento que os aconsejamos visitar, es el Archivo General de Indias lugar donde antaño se guardaba toda la información de las colonias españolas, algo que aún se conserva en sus más de 9 kilómetros de estanterías repletas de piezas de gran valor histórico.

Alcazar de Sevilla-min

De allí podéis salir de la zona antiguamente amurallada y caminar al margen izquierdo del Guadalquivir, este paseo os dará unas hermosas vistas de la ciudad, y a la vez encontraréis  la plaza de toros de La Maestranza, y frente a ésta la famosa Torre del Oro, que antaño hacía pareja con la Torre de la Plata y estaban unidas a través de una muralla. Hoy en día la torre alberga el Museo Naval de Sevilla.

Así es Triana, el Barrio más especial de Sevilla

Si hay un barrio de visita obligada en Sevilla ese es el de Triana, en la zona oeste de la ciudad, al otro lado del río cruzando el Puente de Isabel II. Nació como un barrio de obreros, marineros y alfareros principalmente, pero hoy destaca como cuna de artistas, bailaoras, cantantes toreros y por su animada vida nocturna, con ese sabor especial que tiene Sevilla. Es uno de los clásicos de la ciudad que no puedes dejar de visitar.

“Las setas de Sevilla”, es el nombre popular que le han dado los sevillanos al Metropol Parasol, construcción moderna en forma de seta que se encuentra en la Plaza de la Encarnación. Esta estructura fue diseñada por el alemán Jürgen Mayer y fue finalizada en 2011. Tiene una altura de 26 metros y en su parte superior alberga un mirador que nos proporciona una estupenda panorámica de la ciudad. En el sótano de la misma construcción se alberga un impresionante recinto arqueológico, las ruinas que aquí veréis salieron a luz durante las obras de construcción y son impresionantes.

No hay visita a Sevilla que se precie si no se visita la Alameda de Hércules, uno de los lugares más sevillanos de la ciudad, aquí se encuentran los residentes para un café, para ir de tapas o cenar, es un lugar maravilloso para degustar la gastronomía local. Sin duda es uno de los paseos más importantes que podemos característicos en el casco antiguo y puede presumir de ser el jardín público más antiguo de Europa.

Plaza de España Sevilla

Por último, pero no menos importante.

Tampoco podemos olvidarnos de rincones tan importantes como el Monasterio de la Cartuja increíble lugar con una historia milenaria, la Plaza del Salvador o el espectacular Parque de María Luisa en el que encontraréis la inigualable Plaza España, emblema de la ciudad por su belleza y su auténtica decoración de azulejos sevillanos. Sin duda, estamos ante una de las ciudades que mejor se dejan conocer de todas cuantas hay en España, sus tradiciones y su arte, la hospitalidad y la alegría de gente, todo en ella converge para hacer un viaje de memorias inigualables.

 ¿Aún vas a continuar resistiéndote a conocer un destino tan impresionante como este?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies