Bilbao en 2 días

Bilbao es una de las ciudades más importantes no solo del norte de España sino de todo el país. Con un pasado eminentemente industrial, hoy se erige como una ciudad de servicios y eminentemente turística que consigue cautivar a miles de viajeros todos los años, quienes pueden disfrutar en este rincón de un gran número de propuestas para todos los gustos.

¿Qué ver en Bilbao en 2 días?

A pesar de que es una gran ciudad no es una urbe tan extensa como pueden ser Madrid o Barcelona, por lo que podremos conocer muchos rincones de la ciudad en tan solo 48 horas. Una de las mejores ideas, como sucede en casi todos los destinos, es comenzar la visita desde el Ayuntamiento y conocer esta zona y calles aledañas.

Bilbao en 2 dias

A veces, y aunque se tenga el tiempo justo, es buena idea  olvidarse de los mapas y las guías turísticas y moverse un poco a la aventura, algo que se puede hacer tranquilamente en esta ciudad y será especialmente provechoso por esta zona en la que nos encontramos ahora, ya que está llena de rincones históricos y calles peatonales.

Seguro que os sorprenderéis mientras camináis por sus callejuelas empedradas para vivir en primera persona el carácter del Bilbao de toda la vida. Encontraremos pequeñas plazuelas, muchos comercios, talleres de artesanía y preciosos monumentos que harán de esta zona de la ciudad una de las que más recordaremos.

Siempre habrá tiempo para un pincho…

Si hay algo que hay que hacer cuando se está en Bilbao es irse de pintxos (pinchos) y uno de los mejores lugares para hacerlo es la Plaza Nueva, donde encontraremos infinidad de bares con barras repletas de pequeñas tentaciones que, sin duda, nos dejarán un excelente sabor de boca.

También debemos visitar otros rincones como el parque urbano de Doña Casilda Iturrizar, el Palacio de Congresos, el Museo de Bellas Artes, la zona del Ensanche para irnos de compras, pasear por el Campo Volantín o el Paseo Ubiritarte son otras alternativas que nos permitirán conocer este destino.

Disfrutar del Funicular de Artxanda, otra de las atracciones que no hay que dejar de visitar porque nos proporcionará unas de las mejores vistas del skyline de la ciudad, así que no hay que olvidarse de llevar la cámara de fotos o la de vídeo, porque seguro que querréis recordar vuestro paso por la ciudad.

El ícono de la ciudad, una visita obligatoria.

Uno de los símbolos de Bilbao para el mundo es el Museo Guggenheim, uno de los clásicos de la ciudad. Una construcción muy original diseñada por el arquitecto Frank Ghery y que cuenta con una agenda de actos increíble, con exposiciones permanentes e itinerantes que sorprenderán a todo el mundo.

conocer Bilbao

Si hablamos de sorpresas, no podemos irnos del Guggenheim sin conocer a Puppy, el perro de 12 metros de altura que hay fuera del museo y donde muchas prácticamente todo el mundo quiere llevarse un recuerdo en forma de foto.

 

Si se prefiere, siempre se puede tomar el bus turístico y bajarte en cualquiera de sus quince paradas, las cuales te llevarán a conocer los rincones más destacados de la ciudad y harán la movilización entre ellos muy fácil y rápida. ¿Aún eres de las personas que no conocen Bilbao? Pues con un fin de semana tiene suficiente para resolver esto.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies